El presidente de OPEL España cree que finalmente habrá acuerdo con los trabajadores

Juan José Sanz ha asegurado que las negociaciones van ?por la senda adecuada? porque se ha llegado a un punto en el que ?aparte de unas ideas que no convergen?, se va por el ?buen camino?. Sanz reiteró su convencimiento en que se llegará a un acuerdo. En toda negociación, ha indicado existe un cierto margen ?porque sabes cómo entras y no cómo sales?, pero aseguró que la dirección de la compañía tiene claro que quiere ?lo mejor para la empresa y los trabajadores?. Uno de los puntos principales dentro de la negociación es la aplicación del Plan de ajuste Olympia a la factoría, que afecta a 650 empleados. Sanz asegura que se trata de una ?buena herramienta para tratar de que, en los próximos años, General Motors Europa vuelva a ser rentable?, y con ella todas las empresas que están en su mismo entorno. El Plan Olympia, ha dicho , no sólo se refiere a la reducción de la producción, sino que se apoya en una veintena de pilares fundamentales que abarcan todos los aspectos del negocio, como la reducción de la fabricación para reducir los costes, la creación de ?una nueva imagen de la empresa con nuevos productos? -cada 6 meses Opel lanzará un nuevo modelo-; y el desarrollo de una ?estrategia muy diferente? de marketing y ventas del producto. Uno de los proyectos que desarrollará la planta de Figueruelas, destacaba, será el Monocab, un monovolumen que se producirá a partir de 2003. El presidente de Opel ve en este modelo un ?proyecto muy interesante porque permite reaccionar a las tendencias cambiantes del consumidor?. En cuanto a los futuros cambios en Opel, Juan José Sanz anunció un cambio de filosofía de diseño y construcción del producto. ?Dos de los aspectos más importantes son el aumento de grandes inversiones en los próximos cinco años y que el Centro de Diseño e Ingeniería de Alemania no sufrirá los golpes del Plan Olympia, sino al contrario, ya que se crearán más puestos de trabajo?, afirmó. Respecto a sus previsiones de evolución de la economía en 2002, el presidente de Opel, coincidió con lo que auguran los analistas: que en la segunda mitad del año empezará a mejorar, pero ?desde el punto de vista del sector del automóvil, creemos que el mercado en España, y en general en Europa, disminuirá en torno al 4 ó 5 por ciento, de forma que en toda Europa sobrarán un millón de vehículos, en comparación con 2001?.

Comentarios