Iniciada la temporada de pesca en el coto deportivo de los "Mallos de Riglos".

El coto deportivo ?Mallos de Riglos? a iniciado la temporada de pesca. Situado en el río Gállego, sus límites discurren entre los términos municipales de Riglos y Murillo en las provincias de Huesca y Zaragoza. Este coto está gestionado por la Federación Aragonesa de Pesca y Casting a través de la Delegación Provincial de Huesca y destaca por sus características de río en estado natural, abundante agua durante todo el año aunque en determinadas épocas la turbidez de las mismas dificulta la práctica deportiva de la pesca.

El límite superior se encuentra en la Presa del embalse de La Peña y el límite inferior en el puente de Murillo. La longitud aproximada del mismo es de 10 kilómetros. El número de permisos diarios es de 50, siendo su importe de 4 euros para los pescadores federados y ribereños y de 8 euros para otros pescadores. Los centros de expedición son el Bar ?Los Mallos? en Murillo a partir de las 8 horas durante todo el año y en la sede de la Delegación Provincial (Martes y Jueves a las 20h.) sita en la calle Sancho Abarca 18, bajos de Huesca.

El coto de Mallos es un escenario ideal para la pesca a cebo y cucharilla y sobre todo para aquellos pescadores que les gusta la pesca en un escenario completamente natural y con dificultades ya que en la mayor parte de la temporada el río domina al pescador por su abundante caudal y esta circunstancia es un reto en si misma para los deportistas lo que lo hace mas atractivo. Se pueden pescar en el coto grandes predadores pues suelen salir lucios de mas de diez kilos. Este escenario va aumentando cada año en su ocupación habiendo pasado la temporada pasada mas de 600 pescadores. Se espera por parte de la Delegación Provincial superar con creces esta cifra durante esta campaña si las condiciones del caudal de agua del Gállego mejoran, ya que las repoblaciones se realizarán con periodicidad.

Igualmente se recuerda siguiendo las directrices del gobierno de Aragón que recomienda principalmente la pesca bajo la modalidad de captura y suelta, ante la posibilidad de pescar peces contaminados. El escenario se repuebla varias veces a lo largo de la temporada con ejemplares de truchas que superan con creces la medida mínima exigida en las normas de uso, por lo que esta especie tiene menos posibilidades de tener algún tipo de contaminación.

Comentarios