¡Que venga Gracián y lo vea!

Alberto Cebrián

El desarrollo de un territorio tiene mucho que ver con el dinamismo de sus pobladores, en eso coincidimos todos, aunque convendrán conmigo en que en muchas ocasiones las dificultades a las que estos se enfrentan son enormes.

Les acerco simplemente dos ejemplos, dos muestras que se siguen viviendo en la comarca de la Hoya de Huesca.

Herminia Vallespín, desde la Mancomunidad de Aguas de Calcón, se congratula en el inicio del año 2002, junto con los habitantes de las poblaciones del área de influencia de la presa de Guara, por el inminente acabado del proyecto de abastecimiento de agua a localidades como Labata, Sieso, Angüés,... No es para menos. Años y años de espera han hecho falta para ver hecha realidad esta empresa.

El embalse de Calcón se iniciaba en los años sesenta. Sus obras quedaban paralizadas en los setenta. Quedaba inaugurado en los noventa. Y hasta el 2002 no se puede utilizar sus reservas. Eso en lo que a consumo de agua respecta. Si aludimos al regadío de mil doscientas cincuenta hectáreas, la cuenta de años sigue subiendo.

Segundo ejemplo. Hace unos días, en la tertulia agroganadera de Radio Huesca, Pedro Arnal, desde ASAJA y coincidiendo con el resto de contertulios, aludía al embalse de Montearagón. Describía la situación vivida durante una década. Una obra de pequeñas dimensiones, sin oposición alguna, conociéndose su importancia para el desarrollo de su área de influencia,... y tras la espera de un buen número de años se anuncia que a finales de 2003 estarán concluidas las obras, evidentemente en el caso de que se cumplan los plazos previstos.

Fernando Elboj, desde la alcaldía de Huesca, ha incidido en numerosas ocasiones sobre la importancia de ejecutar lo antes posible las obras complementarias a la regulación del río Flumen, para que el agua pueda ser utilizada desde el primer día en el que la presa de Montearagón esté finalizada. Importante apunte si no queremos ver la segunda parte del episodio ?Calcón?.

Ante estos y otros ejemplos, la persona con iniciativa, con inquietud empresarial,... ¿puede tener confianza en poner en marcha su propio proyecto, sin temer que se convierta en una aventura sine die? Se ha cerrado el año graciano. El literato del ingenio, de la ironía, del sarcasmo en torno al proceder humano,... ¿cómo analizaría lo que viven los oscenses con algunos proyectos?

Comentarios