Siete de cada diez ciudadanos pagaron en euros la primera semana de puesta en circulación de la nueva moneda.

La primera semana de la puesta en circulación del euro se salda con un balance positivo. A lo largo de estos primeros días de enero se ha podido comprobar el notable interés de los ciudadanos por hacerse con billetes y monedas de euro, en tanto que a medida que la población dispone de ellos aumenta su uso en los pagos en efectivo.

El periodo de doble convivencia de la peseta y el euro, cuya duración legal es de dos meses, está experimentando una rápida evolución al término de la primera semana. Esto se debe, entre otras razones, a la favorable acogida que la nueva moneda ha tenido por parte de los ciudadanos, quienes han demostrado un elevado nivel de preparación. Asimismo, cabe destacar el esfuerzo realizado por el sector financiero, el comercio minorista y la gran distribución, quienes han contribuido a facilitar la introducción física de la nueva moneda.

Utilización del euro

Según datos de la Campaña de Comunicación Euro del Ministerio de Economía, obtenidos a través de la Sociedad Estatal de Transición al Euro, los ciudadanos han hecho la transición completa al euro con paso firme y sostenido, ya que los pagos en efectivo han pasado del 17 por ciento el 2 de enero al 70 por ciento al término de la primera semana de la puesta en circulación de la nueva moneda. En este sentido, subrayar que el uso de la tarjeta no se ha visto modificado por la llegada del euro, ya que los porcentajes de utilización son similares a los obtenidos en el mismo periodo del año anterior.

Al mismo tiempo, la peseta ha ido desapareciendo de los bolsillos de los españoles en la misma medida, al pasar el porcentaje de los pagos en pesetas del 66 el día 2 de enero al 19 por ciento al término de la semana.

Esta progresión en la utilización del euro por los ciudadanos ha contribuido a mejorar el índice de las devoluciones que realizan los comercios en la nueva moneda, independientemente de que el pago se efectúe en pesetas o en euros. El porcentaje de devoluciones en euros ha pasado del 58 al 78 por ciento en la primera semana de implantación de la nueva moneda.

En cuanto a los billetes y monedas mas utilizadas estos primeros días por parte del comercio, cabe destacar las de 1 y 2 euros y 50 céntimos, mientras que los billetes son los de 5, 10 y 20 euros.

Las colas de espera también han sido superiores a las normales, debido a la falta de costumbre en el uso de la nueva moneda, a la utilización del comercio para obtener euros y al afán de los ciudadanos por gastar sus pesetas y pasar prioritariamente a la opción de "todo en euros". No obstante, en los últimos días se está volviendo a los tiempos normales de espera, debido a que se reducen los pagos en pesetas, así como a una mayor agilidad en las operaciones de pago y cobro por parte del consumidor y el comerciante.

En este sentido, para el 69 por ciento de los comerciantes cada día resulta más fácil cobrar en la nueva moneda. Asimismo, han ido comprobando cómo los clientes se van familiarizando y asimilando los nuevos precios de los productos y servicios que utilizan habitualmente.

Respecto a los instrumentos de apoyo utilizados por los ciudadanos para calcular los precios en euros, se ha constatado que la eurocalculadora y la regla de 6 euros equivalen a mil pesetas han sido los más utilizados.

Comentarios