Aragón basa su actual desarrollo económico en su situación estratégica.

Su ubicación en el Valle del Ebro y a las puertas del resto de países de la Unión Europea, así como sus dotaciones en agua, que se espera puedan ser incrementadas con la regulación hídrica de sus ríos,... permiten vislumbrar al presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, un siglo XXI cargado de oportunidades para esta Comunidad Autónoma, pese a que se habla, en el momento presente, de recesión y de desaceleración económica.

Se está viviendo en Aragón, en los últimos meses, la llegada de importantes inversiones, lo que propicia la existencia de enormes oportunidades de crecimiento para este territorio. En el caso de la provincia de Huesca, hay que hacer especial mención al Parque Tecnológico, que acoge en su seno importantes proyectos de empresas como, por poner dos ejemplos, Vodafone o Telefónica. Inversiones que también se producen en el sector agroalimentario: recordamos los más de mil millones de pesetas que destina Codorniu a la instalación de una bodega en Belver de Cinca. La apertura del Túnel del Somport va a propiciar una mejor permeabilidad entre Aragón y Francia. El presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, destaca todos estos elementos y también la Plataforma Logística de Zaragoza, que se pretende sea el gran motor del nuevo desarrollo de esta Comunidad Autónoma.

Iglesias apunta que Aragón ha vivido, durante mucho tiempo, grandes problemas de aprovechamiento de su situación estratégica, al no contarse con las infraestructuras adecuadas. En este sentido, cobra una nueva dimensión esta Comunidad Autónoma con la llegada de la Alta Velocidad, con la apertura del Túnel de Somport,...

Es la función que se demanda de la autovía Pamplona-Huesca-Lérida, infraestructura que ha de vertebrar el Alto Aragón ya que une seis capitales de comarca.

En el actual panorama económico de Aragón, se alude al sector agroalimentario como clave de su desarrollo, con el aprovechamiento del agua por medio del regadío. Este territorio está pendiente de la ejecución de las obras incluidas en el Pacto del Agua y en el Plan Nacional de Regadíos. La diversificación económica defendida por los agentes sociales se orienta también a la potenciación de empresas vinculadas, por ejemplo, con el medio ambiente y con el cuidado de ancianos y niños.

Comentarios