Los expertos anuncian una primavera dura ante las escasas precipitaciones de este invierno .

Afortunadamente durante las últimas horas se han registrado en el Pirineo precipitaciones débiles de nieve y lluvia . Hay que esperar a la evolución del frente que se ha situado en la provincia de Huesca para realizar un balance de esta semana.

Por el momento, la reserva de agua embalsada en la Cuenda del Ebro se eleva a 3.773 hectómetros cúbicos lo que representa el 58 % de la capacidad total. Una situación que empieza a preocupar por las escasas precipitaciones, tanto de agua como de nieve, registradas en la provincia de Huesca desde Octubre. Esta situación mantiene el nivel de ríos y embalses por debajo de la media de los últimos años.

En la misma semana de 2000 la saturación de los embalses era de 5.290 hectómetros cúbicos y el 81,3 por ciento del total. El promedio de los años 1996 a 2000 en estas mimas fechas resulta ser de 5.005 hectómetros cúbicos.

La mayoría de mancomunidades de riegos no observa a corto plazo problemas de abastecimiento pero sus técnicos y los de la Confederación Hidrográfica el Ebro (CHE) prevén una primavera ?dura? si no llueve o nieva.

El año hidrológico que comenzó el 1 de Octubre, se esta caracterizando por una notable ausencia de precipitaciones. En valles como el de Tena , en todo el mes de Diciembre, tan solo se han recogido 25 litros por metro cuadrado; en lo que llevamos de Enero se han registrado 19 litros/m2

Uno de los embalses más emblemáticos, el de Yesa, registra estos días 73 hm3, es decir, que está al 16 % de su capacidad total. Este nivel contrasta con los presentados hace un año, con 388 hm3.

Otro problema, en estos momentos, es la ausencia de nieve en las montañas. Otros años, el elemento blanco garantizaba la reserva de agua en el deshielo de Mayo. Por el momento en el Pirineo no hay nieve

Comentarios