Monzú, SEPES y La Magantina solicitan al Ayuntamiento de Huesca su unificación en un sólo polígono

Representantes de los tres polígonos reclaman además, la ejecución de diversas obras que deberían estar comenzadas, la elaboración de una normativa específica de obligado cumplimiento para uso de los polígonos y la construcción de un Centro de Servicios.

Representantes de los polígonos industriales de Huesca capital, Monzú, SEPES y La Magantina han solicitado al Ayuntamiento de la ciudad su unificación en un sólo polígono, así como la ejecución de diversas obras ya adjudicadas y que a fecha de hoy deberían estar comenzadas.

Así se lo hicieron saber los presidentes de las Asociaciones de Usuarios de los tres polígonos Berta Allué (Magantina), Adolfo Marquina (Monzú) y José Labarta (SEPES) al alcalde de Huesca, Fernando Elboj y al concejal de Fomento, Javier Callau en una reunión que sirvió para estudiar las necesidades que urgen en los polígonos y acordar mantener reuniones con regularidad entre ambas partes como la ya programada para finales de este mes de enero.

Monzú, SEPES y La Magantina pretenden la unificación en un único y gran polígono industrial que permitiría dar soluciones globales a sus actuales necesidades, y aunar criterios de actuación en unos polígonos que actualmente integran a cerca de 350 empresas y que aglutinan a 3.700 trabajadores. En este sentido, se solicita además que se prolongue la calle Industria para que puedan estar conectados a través de esta vía La Magantina con Monzú.

Los representantes de las tres asociaciones estiman que el Ayuntamiento debería recibir el polígono SEPES y la Manzana nº 7 de La Magantina para que, de esta manera, el Consistorio pudiera dar un mantenimiento integral a los polígonos con limpieza y recogida de basuras y elaborase también una normativa específica de obligado cumplimiento para los polígonos.

Por otra parte los presidentes de los polígonos esperan que se acometan cuanto antes obras ya adjudicadas y que deberían estar comenzadas a fecha de hoy como la rotonda de la calle División 52, señalización de calles y parcelas, alumbrado, alcantarillado y bocas de riego con la presión adecuada, así como la limpieza del Barranco del Diablo, obras todas ellas incluidas en los presupuestos del año 2001.

Otra de las demandas planteadas se centran en la creación de un Centro de Servicios que sirviera de espacio común para los asociados, con servicios bancarios, local de reuniones y centro de primeros auxilios.

Por otra parte, los representantes de los polígonos han solicitado una mayor consignación en los presupuestos municipales para este año 2002, dado que la dotación económica asignada en el ejercicio anterior era muy escasa.

Comentarios