Se perfila la idea de salir a la calle en favor de las obras del Pacto del Agua.

Hace algunos días era el consejero de Agricultura del Gobierno autónomo, Gonzalo Arguilé, el que propugnaba la convocatoria de una manifestación en la que la sociedad aragonesa diera su apoyo a la ejecución de las obras de regulación, incluidas en el Pacto del Agua.

Ahora se suma la Cámara Agraria Provincial del Alto Aragón a esta petición, por considerar que es imposible incrementar la superficie de regadío en nuestra Comunidad Autónoma si no se llevan a cabo, paralelamente, obras como los embalses de Biscarrués, Santaliestra, Susía y San Salvador, por poner las principales prioridades.

Administración, organizaciones agrarias, cooperativas, regantes,? coinciden en la importancia de convocar una manifestación en la que se pueda dejar clara la postura de los aragoneses respecto a unas obras que se incluyen en el Pacto del Agua, documento aprobado, por unanimidad, por las Cortes de Aragón en 1992.

En los años 2000 y 2001, cobraban protagonismo las movilizaciones en contra del Plan Hidrológico Nacional por incluir el trasvase de mil cincuenta hectómetros cúbicos de agua desde el Ebro hasta territorios del Arco Mediterráneo.

Del ?no? al trasvase se quiere pasar al ?sí? al Pacto del Agua. Se está a la espera de que se ejecute la regulación de los ríos Gállego, en Biscarrués; Ésera, en Santaliestra; Cinca, en Susía; así como el Canal de Zaidín, en San Salvador. Obras necesarias para poder acometer el Plan Nacional de Regadíos, que incluye la creación de cuarenta y siete mil hectáreas de regadío, la mayor parte ubicadas en la provincia de Huesca.

Se espera poder llevar a cabo una movilización multitudinaria, al estilo de las que tuvieron lugar en Zaragoza y en Madrid en contra del Plan Hidrológico Nacional. Ésta también tendría su desarrollo en la capital de Aragón.

Comentarios