El Instituo Aragonés de la Mujer presenta en Barbastro el servicio de Mediación Familiar

Se trata de un servicio dirigido a las parejas decididas a separarse o divorciarse, que se encuentren en trámites de separación o divorcio o que ya estén divorciadas o separadas y que deseen tomar decisiones razonables con respecto a sus hijos e hijas. La responsable de este servicio en Huesca, la abogada Sofía Espada, señalaba que el papel de la mediación familiar consiste ?en posibilitar que las parejas alcancen un acuerdo justo para ambos en un clima de cooperación y respeto mutuo?. Este servicio abarca aspectos como ?la custodia y residencia habitual de los hijos, la contribución económica de padres y madres, el reparto de los bienes comunes así como todos aquellos aspectos que afecten al futuro de los hijos?.

El Instituto Aragonés de la Mujer puso en marcha hace un año este servicio en Huesca debido a la relevancia social de la mediación dado el incremento de procesos de separación y divorcios, con el objetivo de ofrecer soluciones a las personas afectadas por estas circunstancias, en especial a los grupos que tradicionalmente han sufrido con mayor frecuencia situaciones discriminatorias como son las mujeres y los hijos, y restablecer la comunicación entre la pareja para afrontar las consecuencias de su disolución y la transformación de la familia.

La presentación de este servicio en Barbastro se ha realizado entre los profesionales que se mueven en este ámbito como abogados, psicólogos o asistentes sociales, aunque según ha señalado la responsable de la Oficina Municipal de Información a la Mujer, Pilar Iguácel, ?la intención es promocionar la Mediación Familiar entre los habitantes de Barbastro y comarca e informarles de que en Huesca existe este servicio para solucionar este tipo de problemas?.

Entre las ventajas de la mediación, Sofía Espada señalaba algunas como ?la creación de una atmósfera positiva entre el padre y la madre, la reducción del riesgo de utilizar a los hijos como moneda de cambio en la separación, el hecho de que faculta a la pareja en la negociación, la oportunidad del padre y la madre para tomar decisiones referentes a sus hijos y su porvenir y la disminución del coste económico y emocional?.

El servicio de Mediación Familiar se ofrece a través de profesionales como abogados, psicólogos o asistentes sociales, que se convierten en terceras personas neutrales e imparciales y sujetas al secreto profesional.

Comentarios