Tendencia a la baja del Sida en Huesca

El SIDA en Huesca se estabiliza e incluso desciende desde 1995. Es la tendencia que se sigue también en el resto de Aragón. El departamento de Sanidad del Gobierno autónomo insiste, en el marco del Día Mundial del SIDA, el uno de diciembre, en que hay que concienciar a la población, sobre todo a los más jóvenes, de los riesgos de la infección y de la necesidad de prevenirla.

Se han confirmado mil ciento setenta y cinco casos en Aragón desde 1985, ciento setenta y dos de ellos en la provincia de Huesca.

La disminución del número de nuevos casos declarados desde 1995 parece deberse al conjunto de los avances de la lucha contra el SIDA, tanto en la prevención como en la asistencia sanitaria, pero fundamentalmente a los nuevos tratamientos retrovirales. La incidencia actual de casos de SIDA no refleja necesariamente la evolución de las infecciones por el virus de la inmunodeficiencia humana. En cualquier caso, se apunta desde el GA, el descenso en la incidencia del SIDA es un dato positivo que indica una mejoría en el pronóstico y calidad de vida de las personas infectadas por el VIH.

El 77,4 por ciento de los casos notificados son hombres. Se observa una mayor incidencia en el grupo de edad de veinticinco a treinta y nueve años, seguida del grupo de cuarenta a cincuenta y nueve, y de trece a veinticuatro años. El número de casos en los que se ha conocido el fallecimiento son cuatrocientos noventa y tres, esto es, un cuarenta y dos por ciento de letalidad.

En el conjunto de casos notificados desde 1985 las categorías de transmisión más frecuentes declaradas son los usuarios de drogas por vía parenteral (con porcentajes del 57,4 por ciento) y transmisión sexual (veinte por ciento para la heterosexual y siete por ciento para la homo/bisexual en hombres).

Medidas de prevención:

Reducción de riesgos en usuarios de drogas por vía parenteral.

Promoción de hábitos sexuales saludables entre los jóvenes, mediante la educación y la promoción del preservativo.

Prevenir la transmisión del VIH entre personas con prácticas homosexuales o bisexuales.

Incremento del uso del preservativo.

Educación para la salud de las personas que trabajan en prostitución: fomento del movimiento asociativo, distribución de preservativos.

Detección precoz de la infección por VIH.

Comentarios