Las cuatro estaciones

José Luis Rodrigo

Vale la pena conocer Huesca y su provincia. Vale la pena conocer sus pueblos, sus gentes, su patrimonio, su oferta. Vale la pena conocer sus montañas, sus bosques y la tierra de sus grandes llanuras de Monegros abiertas hasta el infinito.

Castillos, templos, claustros, palacios, ermitas, piedras cargadas de historia, viejas tradiciones y leyendas............. y una gastronomía rica que utiliza con generosidad los mejores frutos de la tierra.

No importa la estación del año: primavera, verano, otoño o invierno, el viaje siempre será un acierto.

El turismo oscense va a más. El elemento diferencial además de lo dicho es la nieve. La oferta española está en el Pirineo Catalán y en Sierra Nevada; por ello es necesario no descuidar las inversiones en el sector ya que la competencia directa de nuestras estaciones sigue en movimiento. Tras unos años de inversiones, entre lo público y privado en Aragón (quince mil millones), llevamos dos años con el freno de mano echado.

Urge sacar adelante la Ley del Pirineo, que el Holding no se quede en una firma-foto, que las campañas de promoción continúen, que la central de reservas se ponga en marcha, que la nueva sociedad de promoción del turismo inicie su trabajo, que se mejoren las infraestructuras y que de una vez por todas se presente el plan estratégico de la nieve.

El sector turístico sostiene a unos 33.000 puestos de trabajo y origina el Aragón el 8% del producto interior Bruto. El gasto medio del turista que visita nuestra Comunidad Autónoma es de 9.859 pesetas. Por provincia el PIB queda así: Huesca el 16,4 %, en Teruel el 8 % y en Zaragoza el 5,6 %.

Merece la pena seguir invirtiendo en las cuatro estaciones con un plan que respete el medio ambiente, que respete al hombre y además permita desarrollar otros productos como medio de vida en la montaña y en el llano.

Comentarios