El Cosehisa Monzón juega este sábado con Aracena el partido aplazado.

Los montisonenses no están muy contentos con la decisión de la federación de programar el partido para este fin de semana y es que la plantilla está bajo mínimos después de la marcha del los jugadores comunitarios que han abandonado el equipo hace unas fechas. Además, el Monzón no está atravesando por un buen momento y la intención era aprovechar estos días para entrenar. También hay que añadir que el partido se ha programado a la misma hora que la cabalgata de Reyes y que el Pabellón de Monzón se utiliza habitualmente como parte de la infraestructura de este acontecimiento. El Cosehisa hubiera preferido jugar por estos motivos el domingo al mediodía ante un rival que además es de lo mejor del grupo. El Aracena llega como uno de los lideres de la categoría con un gran potencial en sus filas. De momento, Sito Alonso tiene tan sólo ocho jugadores para afrontar el partido.

Por otro lado, se incorpora a los entrenamientos el base norteamericano, Bill Krostalis, que con pasaporte griego podría jugar como comunitario si finalmente se decide su incorporación. El nuevo jugador mide 1,79, juega de base y tiene 28 años. Ha jugado en el CBA, en dos universidades americanas y en la liga griega. Además de este posible fichaje el club trabaja en una segunda incorporación.

Otro tema que está pendiente es el de Esteban Martínez. El italo-argentino sigue sin pasaporte por lo que no puede jugar. La federación y el club montisonense esperan que los tramites con el consulado italiano en Barcelona se cierren cuanto antes para contar con unos de los fichajes estrella de este año que sólo ha podido disputar tres partidos hasta el momento.

Comentarios