La presa de Montearagón se empezará a elevar a finales de enero.

En la actualidad, el agua del río Flumen ya circula por el canal habilitado para tal fin y que permitirá iniciar los trabajos de cimentación de la presa. Antes de Navidad se quiere tener finalizada la construcción de las instalaciones paralelas, que constituyen un pequeño polígono industrial en las proximidades de la cuenca del Flumen.

Durante este año 2001 los trabajos se han orientado a la creación de estas instalaciones, en las que se va a desarrollar todo el tratamiento de áridos y la fabricación del hormigón, y a la construcción de un pequeño dique que saca de su cauce el agua del río. Estas tareas se espera que estén finalizadas en el presente ejercicio.

En enero se llevará a cabo la cimentación de la presa. A finales de ese mes se comenzará a elevar ésta como si de almenas de un castillo se tratara. Con bloques de hormigón de quince metros de anchura. En total, para la obra se utilizarán seiscientos mil metros cúbicos de este material.

En el primer trimestre del año 2002 se procederá, en un ámbito más humano, a encomendar la obra, tanto a Santo Domingo de la Calzada, patrón de los trabajadores de las obras públicas, como a otros santos de las poblaciones aledañas. Es un emotivo acto que tiene lugar siempre que se inicia la labor de hormigonado, introduciendo en este material figuras referidas a los citados santos.

Recordamos que el embalse de Montearagón tendrá una capacidad de almacenaje de 51,5 hectómetros cúbicos de agua. La inversión asciende a más de cinco mil millones de pesetas. Es una pieza clave, junto con el embalse de Biscarrués, para la consolidación y expansión de los regadíos en la Hoya de Huesca.

Comentarios