"Cultura sexista igual a violencia machista" es el lema bajo el que se manifestarán las mujeres este domingo en Huesca

Es uno de los actos organizados por el Foro de la Mujer, en torno al 25 de noviembre. Esta fecha fue declarada Día Internacional contra la Violencia de género para conmemorar el violento asesinato de tres activistas asesinadas en noviembre de 1960 a manos de la policía secreta del dictador Rafael Trujillo en la República Dominicana, aunque no fue hasta hace un par de años cuando la ONU dio carácter oficial a esta fecha.

Los datos oficiales nos hablan de 78 denuncias por malos tratos en la provincia de Huesca el año pasado, junto a 11 por abuso sexual y dos por violación. En España, en el 2000, 42 mujeres fueron asesinadas víctimas de la violencia, según las cifras oficiales, aunque desde los distintos colectivos feministas, las cifras son mucho mayores. En muchos casos la violencia de género es un factor desencadenante de conductas suicidas y esas muertes no se contabilizan. De todos modos, se apuesta por la cultura y la educación como claves a la hora de buscar soluciones a este problema desde su raíz.

Desde el Instituto Aragonés de la Mujer se trabaja para evitar el abuso y la violencia familiar, aportando medidas, estrategias y procedimientos de intervención para hacer frente al problema e incluso prevenirlo.

El IAM trabaja para divulgar los recursos y servicios que el Gobierno de Aragón tiene a disposición de la mujer que padece la violencia de género y a los que también se puede acceder por medio de los centros de información y servicios comarcales.

Entre estos servicios se incluye el teléfono 24 horas 900 504 405. A través de este número gratuito el Instituto Aragonés de la Mujer en colaboración con el Colegio de Abogados de las tres provincias aragonesas dispone de un servicio de guardia permanente para atender mujeres que hayan sufrido una agresión sexual o maltrato físico o psíquico grave y que precisen ser acompañadas para presentar denuncia, dirigirse a un hospital u otras acciones precisas.

Las casas de acogida son otros de los recursos sociales con que cuenta el IAM. Están destinadas a mujeres que han sufrido malos tratos o que padecen algún problema social grave, carecen de recursos y o apoyos familiares y sociales. En su primer año de funcionamiento la de Huesca ha contado con un 33% de ocupación.

Asimismo este Organismo de Igualdad del Gobierno de Aragón colabora con su servicio de asesoría psicológica en el Servicio de Atención a la Mujer (SAM) de la Dirección General de la Policía Nacional donde se pueden denunciar agresiones sexuales o violación.

Actualmente, la violencia se ha convertido en una de las manifestaciones psicosociales más complejas y problemáticas que sufre la sociedad, que se ve acrecentada cuando se produce en el seno de la familia debido a la dificultad en su detección por producirse en un ámbito privado y a que todavía persisten en la sociedad valores o pautas que la toleran.

El año pasado, la provincia de Huesca era escenario de 78 denuncias por malos tratos a mujeres, de las cuales 8 eran psiquico-físicos, 20 psíquicos y 50 físicos. Y este año, en lo que llevamos de 2001, la provincia oscense ostenta 56 denuncias. En relación a abusos sexuales, el número ha sido de 13 mujeres agredidas. Son datos que se desprende del estudio realizado por el IAM, en cada una de las provincias. En él se señala que hasta el momento son 1451 denuncias al teléfono de urgencia, por las 1200 llamadas que se registraron el año pasado en la comunidad autónoma aragonesa.

Mientras tanto, diez hombres reciben atención psicológica a maltratadores en la provincia y siete de ellos son de la zona de Monzón. A principios del año 2000 empezaba a funcionar el programa Espacio de atención psicológica a los hombres con problemas de control y violencia en el hogar. Desde el principio alrededor de cuarenta hombres se han puesto en tratamiento en Aragón, por iniciativa propia o a instancias de servicios especializados. Para un buen resultado ambos miembros de la pareja deben estar en tratamiento psicológico y el objetivo final es asegurar el bienestar de la víctima, sobre todo si la convivencia se mantiene, y prevenir situaciones violentas en el futuro.

Hombres con problemas de autocontrol que generan situaciones de violencia en el hogar y quieran mejorar sus relaciones de pareja son los destinatarios de la idea. La pérdida de control va acompañada a veces de insatisfacción laboral y personal, soledad, celos o síntomas depresivos.

Por su parte, el Colectivo de Mujeres Feministas de Huesca, con la colaboración de la Fundación Anselmo Pie Sopena, del Ayuntamiento de Huesca y de la Diputación Provincial, ha querido conmemorar esta jornada, organizando una representación teatral que tendrá lugar el domingo a las siete de la tarde en el centro Cultural del Matadero. La obra que se llevará a escena es la comedia ?No me des guerra? interpretada por el grupo ?Antracita?.

Desde este colectivo se recuerda que el Estado tiene la obligación de proteger a la ciudadanía de todo tipo de abusos sobre sus derechos y en consecuencia, promover las condiciones necesarias y suficientes para prevenir, perseguir y sancionar el maltrato a las mujeres afectadas. En opinión de este colectivo, la violencia masculina hay que abordarla desde una perspectiva feminista y tratar a las mujeres de forma integral. Por eso las mujeres maltratadas y sus hijos que acuden a los servicios sanitarios, a los centros asesores de la mujer y a los servicios sociales han de ser tratadas en estos lugares por profesionales sensibilizados y formados adecuadamente en este tema, y recibir una atención integral: sanitaria, psicológica, jurídica y educativa-preventiva desde una perspectiva de género. Para ello, se hace necesario dedicar más recursos y mejorar los existentes.

Mientras, AFAMMER reparte 15.000 folletos en más de 60 localidades de la provincia con motivo del Día contra la Violencia Doméstica. Los trípticos contienen información sobre el procedimiento que se aconseja a las mujeres víctimas de malos tratos para defenderse de sus agresores y denunciar situaciones de peligro. En ellos figura un número gratuito, el 900 100 009, al que pueden dirigirse las mujeres que se encuentren en situación de riesgo físico o ante una situación de maltrato psicológico.

Además de la distribución este folleto, en Huesca se instalará una mesa informativa en los Porches de Galicia de 11,30 a 13,30 horas.

Comentarios