La Cámara recuerda que los comerciantes pueden solicitar sus reservas de euros a partir del 1 de diciembre

Los comerciantes disponen de pocos días antes de dirigirse a los bancos para hacer sus reservas de euros. La Cámara de Comercio e Industria de Huesca recuerda que a partir del 1 de diciembre los comercios minoristas pueden dirigirse a su respectivas entidades financieras para hacer sus reservas de efectivo en euros de cara a hacer frente a las devoluciones de cambios en la nueva moneda a partir de 2 de enero de 2002. El público en general tendrá acceso a los ?euromonederos? a partir del 15 de diciembre, aunque no podrán utilizarse hasta el 1 de enero de 2002, fecha en la que los euros serán de curso legal.

Los comercios se han comprometido a devolver los cambios en euros a partir de esta fecha, tal y como recoge el Código de Buenas Prácticas, por el que el comercio minorista adquiere una serie de compromisos con sus clientes (redondeo de precios, compromiso de información, devolver cambios e euros, etc.). Cada establecimiento debe hacer un cálculo lo más ajustado posible tanto del volumen de euros, como del valor de las piezas que van a necesitar para hacer frente a la entrega de cambio en euros.

¿Qué cantidad de efectivo suplementario necesitará un comercio? Dependerá del número de clientes que paguen (en efectivo) en euros desde el principio. Un estudio realizado por dos escuelas de negocio de Alemania y Francia ha estimado que durante los primeros días del periodo de convivencia, las necesidades de efectivo de los comerciantes serán de cinco a veinte veces superiores a las que tienen en su funcionamiento ordinario. Si el 90% de los clientes pagan en euros, las necesidades de efectivo para el cambio serán del 15% de los ingresos diarios (unas cinco veces más de la cantidad usual).

¿Va a tener que afrontar el comercio el coste financiero de tener paralizada una cantidad de euros que no podrá poner en circulación hasta un mes más tarde? No, el Banco Central Europeo ha previsto que este aprovisionamiento se realice sin coste alguno para el comercio, y que las cantidades solicitadas sean entregadas en depósito hasta el día 2 de enero, fecha en que serán descontadas de sus cuentas. Es decir, no se adeudarán estos euros en cuenta hasta el primer día hábil del 2002. Mientras, los comerciantes y sus empleados pueden aprovechar para familiarizarse más en profundidad con los nuevos billetes y monedas.

A partir de las 0 horas del día 1 de enero de 2002, 45.000 cajeros en toda España comenzarán a suministrar exclusivamente billetes en euros, ya que el cajetín de las pesetas quedará inutilizado para siempre y se expedirá a partir de entonces la nueva moneda. España es un de los países en mejores condiciones para la introducción de euro, ya que posee una de las redes de cajeros más tupidas de toda la Unión Europea. Desde el primer minuto del año próximo el Comercio minorista y la Hostelería van a encargarse de recolectar efectivo en euros y de inyectar, junto a cajeros y entidades financieras, euros en la economía.

Comentarios