El PAR reclama máxima prioridad para la Pamplona-Huesca-Lérida

La sesión celebrada en la capital del Cinca Medio, una de las localidades integradas en el trazado de la futura autovía Pamplona-Huesca-Lérida, destinó un importante apartado a analizar las perspectivas de este proyecto.

El Comité reafirmó ?el compromiso del PAR del Alto Aragón con el trazado de autovía desde Navarra, por Jaca, Sabiñánigo, Huesca, Barbastro, Monzón y Binéfar hacia Lérida porque se trata del auténtico ?eje transversal altoaragonés? que vertebraría esta tierra, favoreciendo en el interior y hacia el exterior las comunicaciones y actividad económica y social de nuestras comarcas?. ?Sin embargo -según el PAR- a pesar de las reiteradas promesas del Gobierno central, y pese a que el programa electoral del PP de 1996 ya incluyó esta ruta como prioritaria, no se produce un verdadero impulso a su tramitación.?

En ese sentido, ?el empeño en presentar la construcción de la variante de Monzón, que es una demanda largamente planteada, como un gran logro y como si se tratara del inicio de las obras en Aragón, constituye un esfuerzo más de la propaganda del Gobierno. El PAR apoya la urgencia de esta variante pero denuncia que, una vez más, y sólo para los 11 kilómetros de esta alternativa de tráfico, los plazos se dilatan ya que las fases administrativas y el plazo otorgado para elaborar el proyecto harán que no esté redactado hasta bien entrado el 2003. Posteriormente restará su aprobación definitiva, licitación de obras, ejecución... y, de hecho, no figura en las previsiones de los Presupuestos Generales del Estado (PGE)?.

Además, según el PAR ?este proyecto desmiente las continuas alusiones a que los retrasos de la Huesca-Lérida están causados por el informe de impacto ambiental, ya que el concurso para la variante se ha hecho público antes de la aprobación definitiva del informe. Por tanto, sólo cabe atribuir a la escasa voluntad política que se vayan a cumplir dos años de exposición pública del estudio informativo de la Huesca-Lérida y que ahora se anuncie, como un gran paso, la próxima finalización del informe de impacto. Aún faltará todo el proceso posterior de proyectos y obras, cuando los PGE anuncian 16 millones para el año 2002 y 80 millones anuales hasta el 2005. En resumen, se cumplirá el augurio por el que únicamente podemos esperar la apertura de esa autovía tan urgente para el 2009 o 2010?.

?Entretanto -continúa el Comité del PAR- esta situación es incomparable con la celeridad que el Gobierno quiere imprimir a otras pretensiones como, por ejemplo, el trasvase que le hace prometer agua del Ebro a cientos kilómetros, dentro de sólo cuatro o cinco años. El contraste definitivo se produce con el esfuerzo de presión al que se ha visto obligada la sociedad altoaragonesa y sus instituciones para conseguir alguna mejora en los peligrosos tramos de la actual N-240, muchos años sin mantenimiento. La diferencia de apoyo por parte del Gobierno central es evidente y, en coherencia, los ciudadanos del Alto Aragón debemos perseverar en nuestra reivindicación?.

(sigue)../..

Por otro lado, respecto a la Pamplona-Huesca, ?el anuncio del Gobierno foral de Navarra para iniciar en próximos meses las obras en el tramo correspondiente a esa comunidad, sobre el que tiene competencias plenas, demuestra de nuevo la desigualdad autonómica de España que privilegia a unos ciudadanos frente a otros en función de un Estatuto: Aragón depende para un proyecto tan trascendental de la voluntad del Gobierno central, que además en los PGE 2002 elude una la inclusión explícita de este tramo y sólo cita el estudio informativo global que aún no está culminado. En consecuencia, la previsión para Aragón es mucho más larga, a pesar de la importancia del trazado ya que, además, entre Nueno y Jaca coincide con el eje Norte-Sur, la otra gran obra que el Alto Aragón espera?.

Ferrocarril

?Junto a todo ello -concluye el Comité del PAR-, la zona oriental del Alto Aragón ha mostrado con fundadas razones su inquietud sobre el futuro del ferrocarril. La apertura de la vía AVE de Madrid a Barcelona que atraviesa nuestras comarcas sin paradas y desviará muchos servicios, el desentendimiento de RENFE con respecto a la actual línea de Zaragoza a Lérida por Sariñena, Monzón y Binéfar, el progresivo desmantelamiento de las estaciones y las apelaciones al ?mercado libre? de transporte ferroviario que han realizado representantes del PP, constituyen un panorama negativo que sólo la movilización para lograr un apoyo solidario puede modificar. Por ello, el PAR expresa su rotundo apoyo a la Plataforma social constituida para defender el ferrocarril de la zona oriental, ya demostrado con una reciente iniciativa del grupo parlamentario del Partido Aragonés en las Cortes, y que se compromete a seguir ejerciendo?.

Comentarios