Elevar la productividad mediante el crecimiento y las mejoras de eficiencia, objetivos de Ibercaja

Es el objetivo que se marca Amado Franco, director general de Ibercaja, quien reafirma la estrategia multicanal de la Entidad en la distribución de productos y servicios

El director general de Ibercaja, Amado Franco ha afirmado ante la Asamblea General Ordinaria que el principal objetivo económico de la Entidad de ahorro ?es elevar la productividad mediante el crecimiento y las mejoras de eficiencia, así como a través de la orientación a la oferta de productos y servicios de mayor valor añadido?.

De los resultados de los diez primeros meses del ejercicio de 2001 ha destacado dentro del balance la consecución de unos activos consolidados de casi 2 billones y medio de pesetas, siendo Ibercaja la décimotercera entidad financiera nacional y la séptima caja de ahorros del mercado español.

El volumen de negocio del grupo Ibercaja ha alcanzado los 2,9 billones de pesetas, de los cuales 1,9 está dentro de balance y el resto corresponde a desintermediación. Las inversiones crediticias se han situado en 1,7 billones de pesetas, con un crecimiento del 17,69%.

Respecto a la cuenta de resultados, Amado Franco ha calificado de francamente positivo el crecimiento de casi el 20% del margen financiero del Grupo Ibercaja, que ha ascendido a 54.452 millones de pesetas. El ordinario ha crecido un 11%, con unos resultados de explotación de 27.694 millones, que suponen un alza del 12,40%. Los beneficios consolidados después de impuestos en los diez primeros meses de 2001 han alcanzado los 17.587 millones de pesetas, con un crecimiento de un 4,55%.

El director general ha comenzado su intervención con un entrañable recuerdo a quienes han hecho posible avanzar en el proyecto de Ibercaja y poder celebrar este año el 125 Aniversario de su fundación.

Amado Franco, antes de exponer a los consejeros generales el entorno de desaceleración económica que vivimos, los resultados de los diez primeros meses y de los desafíos para el próximo ejercicio, un año que se presenta difícil para todas las entidades financieras, ha recordado la buena salud financiera de la Entidad, como lo demuestra año tras año los informes de calificación de dos prestigiosas agencias de rating como son Moody?s y Standard and Poor?s.

Ambas agencias han otorgado a Ibercaja la máxima calificación, ha recordado el director general, ?a una entidad de nuestro tamaño?, con unos fundamentos basados en la fuerte implantación regional, la calidad crediticia de su actividad minorista, con un bajo nivel de riesgo de sus activos, la rentabilidad y eficiencia en su funcionamiento y su elevada solvencia.

El director general de Ibercaja ha informado a los consejeros generales que ?ya se ha comenzado a notar en el tejido empresarial las consecuencias de la desaceleración económica que estamos viviendo?, una situación que se tensa todavía más con los atentados terroristas del pasado 11 de septiembre.

A continuación ha enumerado los factores que han condicionado la evolución, en algunos epígrafes a la baja, de la cuenta de resultados de las entidades de ahorro. Entre ellos, la reducción de los márgenes financieros por los descensos de los tipos de interés; la incidencia de la volatilidad de los mercados de valores; el comportamiento de los gastos crecientes por encima de la inflación y, por último, las mayores exigencias de dotaciones.

IBERCAJA DIRECTO

Amado Franco ha comentado también la apuesta firme de Ibercaja por una política de distribución multicanal de todos los productos y servicios de la Entidad, tanto a través de las oficinas como de los canales más automatizados, como son banca electrónica, telefónica, cajeros, wap, entre otros. En este sentido, ha revelado que Ibercaja Directo cuenta ya con más de cien mil clientes.

De cara al próximo año 2.002, Amado Franco ha apuntado ante los consejeros generales unas líneas maestras de actuación, entre las que sobresalen las siguientes: adecuar los márgenes de operaciones a la nueva situación del mercado; potenciar los servicios; acompasar el crecimiento del crédito a las posibilidades de liquidez; completar el programa de expansión y mejorar la estructura productiva y de distribución.

También ha añadido que los principales proyectos de eficiencia del próximo año guardarán relación con el control de los riesgos financieros, los circuitos de concesión de créditos y el replanteamiento de la estructura de la red y los canales de distribución.

Comentarios