Manuel Pizarro analiza el impacto de los atentados del 11 de septiembre ante la Asamblea General.

?Hoy se vive una pugna entre las sociedades abiertas y los hijos de la intolerancia? son las valoraciones del presidente de Ibercaja en cuanto a las crisis abierta tras los atentados a Estados Unidos. Pizarro ha recordado que hoy vivimos en un entorno difícil y lleno de incertidumbres, en el que se enfrentan ?los defensores de las sociedades abiertas y democráticas con los hijos del fanatismo y de la intolerancia?.

En su informe a la Asamblea Ordinaria de Ibercaja, Manuel Pizarro ha abordado un abanico de temas de máxima actualidad, como la situación económica mundial, y la de España en particular, el impacto de los atentados terroristas del 11 de septiembre, los resultados de la Entidad y los retos financieros del próximo 2002.

Según el Presidente de Ibercaja, las lecciones a extraer de estos dolorosos acontecimientos no se pueden circunscribir exclusivamente al inesperado descubrimiento de la ?vulnerabilidad? de las sociedades abiertas a los ataques de los fanáticos.

El mundo occidental, sería la segunda lección, se ha reencontrado con los valores que lo definen, es decir, con ?los estándares éticos universales?, que garantizan la existencia del sistema democrático dentro de cualquier cultura o grupo

Con relación al entorno económico mundial, Pizarro ha dicho que la desaceleración económica en los Estados Unidos es una realidad, cómo señalan los principales indicadores, pero hay signos que apuntan a que el próximo año la primera economía mundial puede iniciar un lento, pero irreversible camino hacia el crecimiento.

La situación en Europa es similar, y también se esperan tasas de crecimiento mayores para el 2002, con un alza del 1,5% del PIB

En lo que respecta a la economía española, Manuel Pizarro ha dibujado un panorama con los mismos síntomas que el resto de las economías occidentales, pero con un enfriamiento menor, ya que con datos del segundo trimestre nuestro diferencial de crecimiento positivo con respecto a la zona euro ha sido de 1,3 puntos, lo que nos acerca hacia la convergencia real.

Sobre los resultados de los diez primeros meses de 2001 de Ibercaja, Manuel Pizarro ha distinguido la buena evolución de las cifras en lo que es el negocio ordinario y la incidencia que en la magnitud de mercado de capitales han tenido las operaciones financieras (bolsa) y las nuevas dotaciones.

Manuel Pizarro, después de destacar la culminación de la nueva expansión con la presencia de la Caja en todo el territorio nacional, ha afirmado que el año 2002 ?no será todavía un ejercicio de recuperación de la rentabilidad y, por lo tanto, nos obliga a seguir en el camino de la defensa de los márgenes, en la vigilancia del riesgo y racionalización de costes?.

125 ANIVERSARIO

El presidente de Ibercaja ha recordado en su discurso ante la Asamblea Ordinaria la celebración del 125 Aniversario de Ibercaja, ?una entidad que no ha perdido un ápice de su impulso fundacional: la lucha contra la exclusión social o territorial?

Ha hablado también de los problemas de la emigración, donde se ha puesto de manifiesto las insuficiencias del estado de bienestar, y en donde ?las cajas debemos colaborar allí donde no llegue el Estado?.

Por último el presidente de Ibercaja, después de afirmar que las Cajas de Ahorros son hoy más necesarias que nunca, ha señalado que nuestro modelo, junto con el alemán ?es uno de los más prestigiosos y eficientes del mundo financiero, y perfectamente exportable a países con graves problemas de desigualdad social y económica?.

Comentarios