El Gobierno de Aragón muestra su desacuerdo en el proceso de traslado de médicos

El Departamento de Sanidad, Consumo y Bienestar Social solicitará al Insalud información exhaustiva sobre los criterios seguidos y las condiciones en que se está aplicando en Aragón el concurso de traslado de médicos porque, tal como se plantea, podría afectar negativamente a la estabilidad de varios programas punteros, como los de transplante hepático y cardiaco, e incluso perseguir una reducción encubierta de plantillas.

De las 817 plazas que comprende el concurso de traslado en todo el territorio nacional, 130 corresponden a nuestra comunidad autónoma; es decir, casi el 16%. De ellas, 60 pertenecen al Hospital Miguel Servet y 40 al Clínico Universitario.

Esta decisión, tomada por el Insalud sin consultar siquiera a los gerentes de ambos centros ni a los jefes de Servicio afectados, influiría de forma directa en aquellos programas más recientes en su implantación, como los de trasplante hepático y cardiaco, que están formados en buena parte por personal interino. Sin poner en duda la competencia de los profesionales que pudieran ocupar esas plazas, el Departamento entiende que existe un riesgo importante de paralización o desestabilización temporal de algunos servicios y, por tanto, de una repercusión negativa en el sistema.

Es igualmente significativo que en algunas especialidades, como radiodiagnóstico, salgan a concurso de traslado más plazas en Aragón que en Madrid (9 frente a 6) o que en otras, como obstetricia, la previsión sea idéntica (10). Además, existen imprecisiones en la determinación de las plazas vacantes que saldrán próximamente a oposición, ya que parece que no han sido convocadas algunas que en estos momentos están ocupadas por personal interino, lo que puede traducirse en un intento encubierto de reducción de plantillas.

Ante esta situación, el Departamento de Sanidad, Consumo y Bienestar Social tomará las iniciativas oportunas para conocer realmente el alcance y la repercusión de estas decisiones en el sistema sanitario aragonés, y se reserva las acciones necesarias para defender la calidad asistencial.

Comentarios