Harineras Villamayor: Seguiremos en Huesca si la ciudad nos lo permite. Sin ayudas no hay traslado.

Es lo que ha dicho el propietario de la factoría más importante de la ciudad desde el punto de vista económico, Harineras Villamayor.

Esta factoría se ha quedado prácticamente entre edificios de viviendas. La ciudad ha crecido de forma tan desordenada que al final se ha permitido que la trama urbana engulla a determinadas zonas industriales, algo sobre lo que el propietarios había prevenido a distintos Equipos de Gobierno municipal, pero que nadie ha querido o ha podido solucionar.

Villamayor no descarta, ahora, salir fuera de Huesca, pero eso no es posible solo favoreciendo una operación urbanística, como ha propuesto el Ayuntamiento. Por cierto, propuesta que la propiedad de esta harinera conoció por la prensa.

Será difícil llevar a cabo ese traslado si, además, no existen ayudas institucionales. De todos modos si hay traslado las factorías se plantearían ubicaciones distintas a la de la capital.

La relación harineras-Ayuntamiento no está siendo nada sencilla. En la mesa hay problemas comunes cómo el tráfico que va generar la estación intermodal, que va a entorpecer la salida y entrada de camiones a estas factorías, algo que también se ha comunicado al Consistorio, pero no hay contestación municipal al respecto.

El último problema lo ha generado la recientemente aprobada ordenanza de ruidos, cuya aplicación constituye un serio inconveniente para que las harineras continúen en Huesca. Al respecto tampoco ha habido diálogo, el silencio municipal ha vuelto a imperar.

La empresa Harienras Villamayor facturará más de 5.000 millones de pesetas este año con más de 60 puestos de trabajo directos y otros tantos indirectos. Es la más importante factoría de la capital. Lleva ubicada en Huesca desde los años 40 y constituye un referente en el sector agroindustrial de la provincia de Huesca.

Compra grano en España y lo importa de Francia. Su transporte lo efectúa a través de camiones por el Somport, y espera con ansiedad la anunciada apertura del Canfranc para utilizar el ferrocarril para este cometido.

Comentarios