El voluntariado oscense goza de buena salud en su "Año Internacional".

4.281 personas son las que en Huesca dedican sus esfuerzos a ayudar a los demás. Y este número va en aumento con respecto al año pasado. Se trata de los voluntarios. Asociaciones y Grupos confían en su trabajo capacitándoles y organizándoles adecuadamente y por otro lado, individuos y diferentes colectivos se benefician de la aportación del trabajo de este voluntariado.

El incremento ha sido notable durante este año que ha sido declarado ?Año Internacional del Voluntario?. En el sector en el que más se ha notado este aumento de voluntarios ha sido en el de las personas mayores, un sector importante debido a la disponibilidad de tiempo libre para dedicarse a ayudar. Personas como presos, drogodependientes, minusválidos tanto físicos como psíquicos, niños y jóvenes, familias o enfermos de SIDA son, entre otros, los sectores de población que reciben la ayuda y el apoyo de los voluntarios.

En Huesca son 22 las organizaciones las que conforman la Plataforma Oscense de Voluntariado. Entre ellas las más numerosas son Cruz Roja, Hermanos de la Cruz Blanca y Cáritas. Se trata de una plataforma que agrupa a entidades muy diversas pero unidas por unas características en común: desinterés, responsabilidad, sin ánimo de lucro, realización de actividades en beneficio de la comunidad, voluntad de servir, actividad solidaria y social...

Unas 7.000 personas en Huesca son usuarios de los servicios voluntarios de Cruz Roja. Teleasistencia, transporte adaptado, ayuda domiciliaria, infancia hospitalizada, apoyo a personas dependientes, ayudas técnicas en lo que respecta al préstamo de sillas de ruedas, muletas... o el servicio de guardería son algunos de los servicios a los que se dedica esta ONG

250 de los 1.200 voluntarios en toda la provincia corresponden a Huesca Capital. Con la finalización de la mili, la Cruz Roja ha tenido que prescindir de los objetores para la realización de actividades dirigidas sobre todo a ayudar a la gente mayor. Ahora es una empresa privada, el 061, la que se encarga de suplir la carencia de estas personas. Para la Cruz Roja esto ha supuesto una pérdida de personal lo que le ha obligado a hacer una campaña a nivel autonómico en la que se reclamaba la presencia de voluntarios. Desde enero han pasado unas 120 personas, y aunque el voluntariado nunca es suficiente se puede decir que ?goza de buena salud?, según ha explicado el técnico del departamento de voluntariado de Cruz Roja en Huesca, Sigfrido González.

Comentarios