Cartas al director: Sobre el futuro de la Escuela de Turismo de Huesca

Azucena Lozano Roy, portavoz de CHA en el Ayuntamiento de Huesca

A poco que se conozca el complejo funcionamiento de la Universidad de Zaragoza y los hechos (que no los dichos) de la Consejería de Educación, se concluirá que la decisión tomada por el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Huesca, el Presidente de la Diputación de Huesca y la Consejera de Educación respecto a la Escuela de Turismo es, simple y llanamente, renunciar a los estudios de Turismo para el Altoaragón.

Esta decisión está tomada fuera de tiempo y de contexto. Las razones que avalan esta afirmación son las siguiente

Ya en 1996 la Universidad de Zaragoza decidió que no iba a crear un centro propio para estudios de Turismo, sino que debían ser las Escuelas existentes las que solicitaran la adscripción.

La Escuela de Zaragoza ya está adscrita a la Universidad y por tanto la U.Z. ya está ofertando los estudios de Turismo.

La Comisión sobre el modelo de Universidad de las Cortes de Aragón decidió que no deberían repetirse titulaciones en diversos campus, precisamente para garantizar la viabilidad de los estudios ofertados fuera de Zaragoza.

La determinación de un mapa de titulaciones no depende directamente de la DGA, ni siquiera del Rectorado, y su negociación debe recorrer un camino largo y difícil (así lo reconoce en recientes declaraciones al respecto el propio Manuel López Pérez, Director General de Enseñanza Superior de la Consejería de Educación). Además, en la actual situación de la Universidad (próxima implantación de la LOU) la revisión-actualización del Mapa de Titulaciones, previsiblemente no se va a iniciar a corto plazo.

La Universidad está teniendo problemas estructurales de financiación por parte de la DGA-Consejería de Educación que, por ejemplo, no asume los gastos que suponen las nuevas titulaciones que ya están aprobadas e implantadas ni los compromisos de años anteriores en inversiones.

En este contexto es fácil afirmar que echar la pelota al tejado de la Universidad es una estrategia para enterrar el tema una serie de años y dejar que se pudra.

Esta vez los responsables de la desaparición, en el Altoaragón, de unos estudios que ya existen y que ya son universitarios y oficiales, tienen nombres y apellidos: Fernando Elboj, Javier Callau, Jesús Pérez Navasa, Antonio Cosculluela y Eva Almunia. El tiempo dirá.

Comentarios