Aragonesas consolida su implantación en Aragón.

Con la puesta en marcha de la planta piloto de cloro potasa membrana en su fábrica de Sabiñánigo que ha inaugurado José Ángel Biel, Vicepresidente del Gobierno de Aragón y Consejero de Presidencia y Relaciones Institucionales.

La nueva planta es un proyecto que Aragonesas esta llevando a cabo con la compañía japonesa Asahi Chemical con el fin de realizar un programa conjunto para la investigación y desarrollo de la correspondiente tecnología, se trata de una planta piloto de electrólisis de cloruro potásico, para la obtención de cloro-potasa, mediante el procedimiento de celdas de membrana.

Este proceso que se va experimentar y desarrollar supone notables ventajas medioambientales y energéticas respecto a los procedimientos convencionales usados actualmente.

?Nuestro afán es más de realizaciones que de inauguraciones?, ha precisado a esta redacción el director general de Aragonesas, Jesús Collantes, ?ya que desde hace cinco años estamos creando nuevas plantas que son reales y no virtuales, que están consolidando la factoría de Sabiñánigo, convirtiéndolo en un centro de los más avanzados y mejor dotados desde la parte tecnológica a la medioambiental, para ser una de las empresas más modernas en Europa y en el Mundo.?

CINTA

Jesús Collantes ha anunciado que para el inicio del segundo semestre de 2002 se contará ya con la planta de ATCC, desinfectante para el tratamiento de aguas de piscinas y potables, que en la actualidad se encuentra en construcción, desde el pasado mes de mayo.

CINTA

Aragonesas obtiene cloro-potasa en la fábrica de Sabiñánigo desde los años 50 mediante el proceso tradicional de amalgama. Hay que resaltar también que Aragonesas tiene experiencia en el proceso de celdas de membrana, pero para la fabricación de cloro-sosa, actividad que realiza desde hace años en la factoría de Vila seca.

El año pasado la facturación de la factoría serrablesa fue de nueve mil millones de pesetas, que cuenta con 220 empleos directos. Su actividad económica en Monzón y Sabiñánigo ha alcanzado una facturación de unos 17.000 millones de pesetas, lo que supone un 34% del negocio global del grupo.

Comentarios