Todo es posible

José Luis Rodrigo

Marcelino Iglesias, presidente del Gobierno de Aragón sigue con su estrategia política encaminada a repetir cuatro años más como primer mandatario de la Comunidad Autónoma. . Su fiel ?guardia pretoriana? sigue diseñando planes que pasan por mantener la actual situación dando por bueno en refrán de ?más vale malo conocido que bueno por conocer?; mejor seguir con el PAR y evitar un posible pacto con CHA.

En cualquier caso, visto lo visto, todo es posible en materia de pactos y si echamos un vistazo a la Diputación de Huesca (PSOE-PAR-CHA), Ayuntamientos de Sariñena (PP-CHA), Huesca (PSOE-IU-PAR), Jaca (PSOE-CHA, se fue PAR), Zaragoza (acercamiento PP-PAR) y Gobierno de Aragón (PSOE-PAR-IU), la formación de Ayuntamientos, Diputaciones y DGA tras las próximas elecciones dará juego para múltiples pactos. Quizá el que menos le gusta al presidente, si analizamos sus actuales decisiones, es el de PSOE-CHA aunque si no queda otro remedio, pues a pactar con Fuster con el peligro de que el PP vuelva a mirar al PAR. Claro todo esto en el caso de que no existan mayorías.

Iglesias hasta ahora lo ha tenido todo de cara: como gusta a los aragoneses ha reñido con Madrid, ha salido bien parado en la batalla del agua, ha capeado, sin que le cogiese el toro, en el proceso de cambio de su partido, ha potenciado su imagen fuera de Aragón, ha dejado a José Angel Biel terreno para gobernar de puertas adentro y tiene al PP Aragonés, con Gustavo Alcalde, buscando un candidato que sea la referencia.

A Iglesias lo que le falta ahora es cortar alguna cinta y conseguir un proyecto que sirva de buque insignia, que ilusione, que nos devuelva a los aragoneses la confianza y dejemos de mirar a Cataluña y Pais Vasco. Hasta ahora, como ocurrió en la Diputación Provincial de Huesca, en la DGA , el presidente mantiene su ya conocida la política de prudencia. Querido presidente : hay que arriesgar más.

Comentarios