Navidad puede ser demasiado tarde.

Luis Abadías

Las declaraciones del presidente de la Sociedad Deportiva Huesca, Jesús Viñuales, anunciando hace algunas semanas, que en el mercado de invierno se reforzaría la plantilla, si las cosas no van bien, puede llevárselas el viento como no cambie pronto la situación. El Huesca se hunde irremisiblemente en la clasificación del grupo segundo de la 2ª división B y lo peor es que está quedando descolgado de los equipos que están en su misma ?guerra? de la permanencia.

Lo peor también es que en Navidad los azulgranas pueden ser un equipo más de tercera que de segunda B y sería una lastima después del esfuerzo realizado para subir y del apoyo que el club está encontrando en la afición que, domingo tras domingo, acude animar a los de José Luis Arjol, aunque las alegrías no son muchas. Un paso en falso del Huesca este año se puede volver a pagar muy caro en el futuro. Por ello, habría que haber puesto los cimientos en julio y no retocar ahora la estructura cuando el agua llega al cuello.

Uno se pregunta ¿por qué no se hizo en su día?, cuando había tiempo y dinero. Jugar a la ruleta el último día del plazo de fichajes es muy arriesgado y se puede pagar con un precio excesivamente alto. En los últimos días, se ha criticado que si el Huesca se ha gastado mucho más dinero en confeccionar la plantilla que el Binéfar, y cosas así, pero cada uno en su casa hace lo quiere o puede. El problema es como se ha fichado y si se sabía con quien se iba a jugar los cuartos el club oscense este año.

Es difícil competir en un grupo con presupuestos elevados, el Logroñés tiene 200 millones para hacer la plantilla, pero lo que no se debe hacer es jugar con la ilusión de una afición que ya está mostrando su disconformidad con el entrenador, aunque toda la culpa no sea suya.

Un consejo para los dirigentes del Huesca es que si en dos jornadas el equipo no consigue engancharse a los rivales directos de la lucha por el descenso no merece la pena gastarse un duro más, ni en echar al entrenador, ni en traer fichajes. Navidad puede ser demasiado tarde por no haber hecho los deberes en julio.

Comentarios