Este año, Consumo-DGA ha retirado del mercado más de un millar de productos

En lo que va de año, la Dirección General de Consumo ha retirado del mercado más de mil productos defectuosos. El responsable del Servicio de Disciplina de Mercado, Ignacio Zarazaga, ha explicado que entre los artículos intervenidos hay algunos destinados a la población infantil, "que siempre es objeto de una especial protección", como juguetes, diverso material escolar y utensilios de puericultura.

En el listado figuran también electrodomésticos, diverso material eléctrico, cosméticos y algunos productos de apariencia engañosa (champús envasados como licores, encendedores con forma de animales o artículos con apariencia de alimentos), etc. Ignacio Zarazaga ha recordado que el control y en su caso retirada de determinadas mercancías "tiene como objetivo garantizar la seguridad del consumidor, entendiéndose producto seguro aquél que en condiciones normales o previsibles de utilización, incluida la duración, no presente riesgo alguno, o riesgos mínimos compatibles con la utilización del artículo y considerados admisibles dentro del respeto de un nivel elevado de protección de la salud y de la seguridad".

La Dirección General de Consumo, por medio de sus servicios de inspección, establece controles tanto en el comercio minorista como en la venta ambulante, en este caso en colaboración con los ayuntamientos, al tiempo que se exigen a los fabricantes o importadores condiciones previas a la comercialización, se prohibe la venta de los productos inseguros o se procede a la inmediata retirada del género o lote de productos peligrosos. Ignacio Zarazaga ha señalado también que para una mayor eficacia en la labor de vigilancia y control de posibles productos peligrosos en el mercado aragonés, "la Dirección General de Consumo forma parte junto con el resto de las comunidades autónomas de una red de alerta europea, por la que se transmite información sobre productos no seguros".

Comentarios