Para rehabilitar el Palacio de Villahermosa de Huesca 640 millones.

Las obras para convertir el edificio en la nueva sede de la Obra Social de Ibercaja se iniciarán a principios del año que viene.

Hoy se ha presentado al Ayuntamiento oscense el proyecto para recuperar el Palacio de Villahermosa. Concluye así la primera fase de la iniciativa de IberCaja para convertir este palacete renacentista en un gran centro cultural con salón de actos, salas de exposiciones, aulas para distintos talleres e incluso dos jardines. Han sido dos años desde que IberCaja adquiriera estas instalaciones a sus propietarios. Durante este tiempo, ha sido preciso cambiar en varias ocasiones el proyecto inicial, tanto por motivos de seguridad como por los requisitos planteados por la comisión de patrimonio, que ha impuesto, entre otros, la conservación de la fachada. Este punto ha sido precisamente uno de los mayores obstáculos, ya que ha encarecido la obra en unos 80 millones, y su mantenimiento va a condicionar la forma de ejecutar las obras.

Tras la presentación hoy en ventanilla, el Ayuntamiento ha mostrado su disposición a tramitar la licencia de obras cuanto antes. Incluso podría estar lista esta misma semana.

Una vez se cuente con la licencia municipal, el proyecto debe pasar por la comisión de patrimonio, y a partir de allí empezarán a correr los plazos.

Alrededor de dos años de obra y unos 640 millones de pesetas separan ahora a la ciudad de unas nuevas instalaciones culturales en el centro de la ciudad, que supondrán el traslado de las actividades que actualmente realiza la Obra Social de IberCaja en la calle Velódromo. Precisamente de este traslado depende también el cambio de ubicación de los sacerdotes que viven en el seminario. Algo que inició Javier Osés y que actualmente se mantiene como la respuesta de vivienda para estos sacerdotes.

Comentarios