Aragón destinará más recursos a la lucha contra el desempleo

El paro registrado en las oficinas del INEM al finalizar el mes de octubre subió en Aragón en 1.726 personas respecto a septiembre, con lo cual el número de desempleados se sitúa en 35.267 y la tasa de paro en el 6,9% de la población activa.

En términos relativos el paro aumentó en la Comunidad Autónoma un 5,2% frente al 3,5% de España, dato que no impide que Aragón se configure como la cuarta Comunidad con menor tasa de desempleo, dos puntos por debajo de la registrada en el conjunto del Estado.

Por sectores, todos han registrado un incremento en el número de desempleados respecto al mes anterior, sí bien la mayor concentración se produce en servicios, el 77% de los 1.726 nuevos desempleados, como consecuencia de la rescisión de los últimos contratos ligados a la época estival y de los empleos generados temporalmente durante el mes de octubre.

Desde una perspectiva provincial, también se observa un aumento generalizado, ya que en las tres provincias aumenta el número de parados en torno al 5%. Tras estos resultados la tasa de paro queda establecida en el 7,5% en Zaragoza; mientras que en Teruel y en Huesca se sitúa en el 6,4% y en el 4,8% respectivamente.

Por sexos y edades también se observan resultados homogéneos, aunque continúa afectando más a las mujeres que a los hombres, ya que de los 1.726 nuevos parados, 1.032 son de sexo femenino frente a los 694 masculinos. En cuanto a los jóvenes, cabe señalar, que el número de desempleados menores de 25 años aumentó en 398 personas, mientras que para los mayores de esta edad el aumento es de 1.328 en valores absolutos.

En consecuencia, y tras estos resultados, la tasa de paro de las mujeres queda establecida en el 11,2% frente al 4,2% de hombres. Así mismo, se obtiene que el 63,5% de los parados aragoneses es una mujer, realizando un análisis por sexos, mientras que haciendo este estudio por edades, el resultado es que el 17,1% de los parados es un joven menor de 25 años.

A la vista de los datos anteriormente expuestos se puede concluir que el proceso de desaceleración económica está ganado fuerza en el ámbito nacional y regional en coherencia con un contexto internacional cada vez menos dinámico, existiendo, tal y como cabría esperar, una clara repercusión en el mercado laboral. En Aragón, los efectos están siendo inicialmente más intensos que en España como consecuencia de nuestra mayor apertura a la competencia internacional y de una estructura empresarial de pequeñas y medianas empresas con un alto grado de adaptación y flexibilidad a la coyuntura económica.

Ante esta evolución el Gobierno de Aragón considera necesario ofrecer una respuesta inmediata. Para ello se destinarán 2.400 millones de pesetas en la lucha contra el desempleo, tal y como queda contemplado en el Proyecto de Presupuestos de la Comunidad Autónoma de Aragón para 2002, un 15% más que en 2001, con especial sensibilidad hacia los colectivos más desfavorecidos: mujeres, jóvenes y mayores de 45 años. Así mismo, y dentro del marco del Acuerdo Económico y Social Para el Progreso de Aragón, el Ejecutivo analizará junto a los agentes sociales, antes de finales de año, la conveniencia de reorientar los actuales decretos de fomento de empleo para el año 2002 con el objetivo de alcanzar mayor eficacia ante la nueva tendencia del mercado de trabajo.

Por último, y con el objetivo de recuperar la actividad económica se incrementarán las ayudas a la inversión; se estimularán las actividades ligadas a las nuevas tecnologías y se aumentarán las dotaciones de capital público. Las actuaciones que tienen por objeto favorecer la atracción de proyectos empresariales será otro de los pilares fundamentales dentro del conjunto de medidas que se van a poner en funcionamiento.

Comentarios