Cuanto más alto es el nivel cultural de los padres, mejores son los resultados de los alumnos.

EL "Estudio de Evaluación de la Educación 1999", realizado por el Instituto Nacional de Calidad y Evaluación (INCE) del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, ha evaluado aquellos aspectos del perfil de los padres de los alumnos de sexto curso de Educación Primaria que más relación tienen con el rendimiento de dichos alumnos, tales como la edad, el nivel de estudios que poseen, el trabajo que realizan, la ayuda que prestan a sus hijos en la realización de sus actividades escolares y las expectativas que tienen respecto a ellos.

En este estudio se destaca que a medida que el nivel de estudios de los padres es más alto, el rendimiento de los alumnos también es más alto. Asimismo, el informe destaca el hecho de que de todas las relaciones establecidas entre el rendimiento de los alumnos y las distintas variables analizadas, la de mayor incidencia en el rendimiento de los alumnos es precisamente le nivel de estudios de los padres.

En el informe del INCE se aprecia también que cuanto más jóvenes son los padres de los alumnos, menor es el rendimiento de estos.

Situación laboral de la familia

En el informe del INCE se destaca que el rendimiento de los alumnos esta íntimamente relacionado con la situación laboral de las madres. Así, los alumnos cuyas madres trabajan fuera del hogar obtienen resultados significativamente más altos que los que logran aquellos cuyas madres están en cualquier otra situación laboral.

Asimismo, se aprecia que los alumnos cuyos padres trabajan son los que obtienen un rendimiento significativamente más alto que el que logran aquellos cuyos padres están en situación de desempleo.

Satisfacción de los padres

En el informe INCE se observa que existen diferencias apreciables en la satisfacción que los padres muestran por los estudios de sus hijos que están relacionadas con el sexo de los alumnos y la titularidad de los centros. Los más satisfechos son los padres de las chicas y los de los alumnos y alumnas de los centros privados.

Del mismo modo, se observa que cuanto más satisfechos están los padres con el rendimiento de sus hijos, los resultados que estos obtienen en las pruebas de rendimiento son mejores.

Expectativas de estudio para los hijos

Las aspiraciones del 75 por 100 de los padres y madres de alumnos se dirigen a que sus hijos alcancen el máximo nivel educativo, es decir, que realicen estudios universitarios. El 13 por 100 pretende que estudien algún ciclo de Formación Profesional; el 6 por 100 desea que terminen el Bachillerato y alrededor de otro 6 por 100 aspira únicamente a que sus hijos finalicen la ESO.

En el informe del INCE se observa que los alumnos con mejor rendimiento escolar son los que tienen padres con aspiraciones de que sus hijos estudien una carrera universitaria, mientras que el rendimiento más bajo coincide con el deseo de que los hijos dejen los estudios al finalizar la ESO.

Comentarios