El jugador de la S.D. Huesca Paco Buil espera que el equipo reaccione en Alfaro.

La plantilla del Huesca está convencida de que la situación puede y debe mejorar ya esta semana en Alfaro. El partido se ha calificado como una final. Todo lo que no sea volver con los tres puntos sería quedar descolgado en la lucha por evitar los puestos de descenso y la moral quedaría muy tocada de cara a las próximas jornadas. Además, la presión añadida no beneficia en estos momentos a un equipo que no está jugando mal pero que no termina de conseguir buenos resultados.

Para el jugador Paco Buil, en declaraciones a Radio Huesca Digital, la situación puede mejorar con un poco de suerte. ?La verdad es que estamos trabajando bien durante todos los partidos, pero lastima de las derrotas por un gol. Pero el fútbol es así, el contrario mete un gol más y el esfuerzo no sirve para nada?. De cara a los próximos partidos Buil es optimista. ? Estamos pillando la confianza que se ha visto en los dos últimos partidos. Ya estamos más sueltos, con más tranquilidad, y nos falta un resultado positivo para terminar de creer en nosotros mismos?.

Por su parte, la directiva del Huesca no se plantea la destitución de José Luis Arjol como entrenador. La junta que preside Jesús Viñuales no tomará decisiones drásticas, a pesar de la mala situación del equipo. Los rumores se han disparado en las últimas horas tras los malos resultados y es que la clasificación se está complicando de forma peligrosa. Este domingo, a partir de las cuatro, el Huesca jugará en Alfaro con la necesidad de ganar. De no hacerlo, si que podría ser un ultimátum para el técnico. Jesús Viñuales ha insistido en que las cosas pueden cambiar en las próximas semanas, si el equipo no gana. El partido con el Alfaro es vital por lo que la directiva podría fletar un autobús para que los aficionados puedan acudir animar al equipo en un momento difícil y clave para no quedar descolgados en la clasificación.

Comentarios