La vista oral sobre la ermita de Jara no consigue acercar posturas

Celebrada la vista oral para dilucidar la posesión de la ermita de Jara. Como demandantes figuran la Cofradía de Jara, el ayuntamiento de Huesca y un particular, Antonio Sauqué. Como demandado, Masari Promociones y Obras, a quien solicitan que se reponga la posesión de la ermita, los 2000 metros cuadrados alrededor del templo, y el camino de acceso, así como que cesen de perturbar en la posesión de la cofradía.

Las declaraciones de los abogados defensores han intentado demostrar la posesión de la ermita. El abogado de la Cofradía, tras hacer historia, ha enumerado las gestiones que les llevaron a reconstruir la ermita, y ha recordado que Masari, tras haber adquirido unos terrenos, tardó 10 meses, mientras las obras continuaban, en apercibirles que no pertenecían a la cofradía. También se instó a los obreros a que abandonaran las obras, se valló el terreno y se labró el camino de acceso. El abogado ha hablado de mala fe y abuso, por parte de Masari. El ayuntamiento de Huesca se ha presentado en la vista, asegurando su abogado que el concejo representa el derecho de todos los ciudadanos. También se ha unido a esta causa, la demanda de un particular, Antonio Sauqué, que afirma ser propietario de una finca rústica en la ladera de la colina de Jara, que Masari asegura haber adquirido a otro propietario. En este caso, se ha tratado de demostrar que él es el legal propietario desde hace varias generaciones de su familia.

Por su parte, el abogado de los demandados ha intentado demostrar, a lo largo de su exposición, que la ermita de Jara no ha sido jamás propiedad de la Cofradía, asegurando que ninguno de los demandantes puede probarlo. Se ha preguntado si reconstruir es poseer, y ha recordado, en alusión al obispo de Huesca, Javier Osés, que fue él quien vendió Jara, a través de la fundación Hermanos Rin, y posteriormente promovió su reconstrucción. Ha negado que haya habido despojo o expoliación por parte de Masari, y ha asegurado que una romería anual no es un problema, pero que la cofradía no sólo quiere una romería. Finalmente, ha tratado de demostrar que Antonio Sauqué no es propietario de una finca que reclama . El juicio continúa con la declaración de un gran número de testigos aportados por las partes.

El alcalde de Huesca ha acudido, antes de la vista, a mostrar su apoyo a los demandantes.

El juicio, que ha contado con una gran expectación fuera de la sala, ha comenzado con un minuto de silencio en honor al magistrado asesinado hoy en Bilbao.

Comentarios