Los restos de Javier Osés descansan en la capilla del Pueblo de la Catedral.

En un funeral marcado por la austeridad y por una apuesta por la vida, los oscenses han despedido multitudinariamente a su obispo. La emoción y los aplausos han sido los componentes espontáneos de este cariñoso adios a Javier Osés.

Tras un año fuera de su diócesis, los restos del obispo Javier Osés descansan para siempre en Huesca, en la capilla de la Virgen del Pópulo. Hasta allí han sido conducidos tras un funeral que se ha prolongado durante dos horas, y que ha sido seguido por numerosos fieles, tanto en el interior como en el exterior de la Catedral. Ha sido una ceremonia de Acción de Gracias, siguiendo ciertos criterios que pidió don Javier, como la ausencia de flores. Tanto en las lecturas como en la homilía o los cantos, la vida, el trabajo por los demás han sido constantes en esta celebración de despedida.

La eucaristía ha sido presidida por el Arzobispo de Zaragoza, Elías Yanes, junto al Administrador apostólico de la diócesis de Huesca, Juan José Omella, además de una veintena de obispos y alrededor de doscientos sacerdotes. Además, la presencia destacada de las autoridades locales de Huesca capital y los pueblos de la diócesis, la provincia, el gobierno aragonés y también de su Navarra natal.

En la homilía, Omella ha destacado la recia espiritualidad de Javier Osés, así como su sencillez y discreción, y el importante trabajo que ha hecho por los ciudadanos.

Entre los momentos más emotivos que se han vivido en este funeral, las palabras finales de agradecimiento de su gran compañero de fatigas, de Agustín Catón, el vicario general, en un último adiós que en algún momento ha conseguido desgarrarle la voz. Así mismo, hasta en tres ocasiones la Catedral ha roto en aplausos.

Javier Osés ha sido enterrado con el alba de los pueblos, una simple cruz de hierro y su anillo de obispo, en un féretro cubierto con la bandera de Huesca. En un sarcófago tan sencillo como su existencia, reposarán para siempre sus restos mortales, debajo de una inscripción: Javier Osés Flamarique ?pasó haciendo el bien?.

Comentarios