España podrá sacar a la venta 38.000 toneladas de aceite de oliva almacenado

El Comité de gestión de materias grasas, reunido ayer en Bruselas, aprobó un Reglamento que permite la desinmovilización anticipada de 38.000 toneladas de aceite de oliva, tal como había solicitado el Gobierno español.

Las condiciones aprobadas, así como las cantidades y fechas correspondientes, quedan establecidas así:

Hasta el 50% de la cantidad contractual del mismo operador, antes del 20 de noviembre de 2001.

Hasta el 80% de la cantidad contractual del mismo operador, antes del 20 de diciembre de 2001.

La cantidad que no salga de los almacenes deberá movilizarse, en la fecha inicialmente prevista del 1 de enero de 2002. El aceite se inmovilizó en febrero de 2001 como consecuencia de la petición española a Bruselas, que autorizó la celebración de contratos de almacenamiento privado de aceite de oliva, mediante una licitación para España, en momentos en que el mercado se encontraba deprimido. No obstante, los operadores españoles solo decidieron acogerse al almacenamiento de 38.200 toneladas.

Cuando termine este proceso, en las fechas indicadas, los operadores, (mayoritariamente cooperativas), habrán obtenido de esta inmovilización un total de ayudas que se situarán en el entorno de los 1.400 millones de pesetas. Cantidad que viene a sumarse a los 170.425 millones de pesetas que los olivicultores españoles recibirán como ayuda a la producción en la campaña 2000/01.

El mecanismo de la inmovilización ha permitido apoyar la regulación del mercado. Se retiró el aceite en los momentos en que los precios se encontraban por debajo del precio de desencadenamiento del almacenamiento y se van a sacar al mercado de forma gradual cuando los precios han recuperado posiciones por encima de esos niveles y cuando las necesidades son mayores, pues los stocks finales de campaña, del orden de las 100.000 toneladas al 1 de noviembre, son de los más bajos de los últimos 10 años.

Se trata de que este aceite salga al mercado antes de que la producción de la campaña 2001/02, que se espera sea excelente, haya llegado a los mercados, y satisface las peticiones formuladas por el sector oleícola.

Comentarios