EL PAR pide que la diócesis de Jaca se adscriba a la archidiócesis de Zaragoza

El Partido Aragonés ha presentado en las Cortes de Aragón una proposición no de ley en la que manifiesta ante la Nunciatura de la Santa Sede en España y la Conferencia Episcopal española, la conveniencia de :

1º- Adoptar las medidas oportunas para que la diócesis de Jaca sea adscrita a la archidiócesis de Zaragoza cuyo territorio coincidiría así, con el de la Comunidad Autónoma de Aragón.

2º- En el plazo más breve posible se resuelvan las vacantes en los obispados de Jaca y Huesca, manteniendo, en todo caso, las actuales diócesis con entidad propia.

3º- Los nuevos obispos que se nombren al frente de las diócesis sean conocedores de la realidad social aragonesa.

En la exposición de motivos, el PAR expresa su preocupación por anómala situación de la Diócesis aragonesa de Jaca como dependiente de la archidiócesis Navarra de Pamplona.

Esa situación, ha manifestado Miguel Ángel Usón, impulsor de la iniciativa, es la única que queda pendiente en la reivindicación, largamente expresada por la sociedad aragonesa, en pos de lograr la coincidencia de los límites de nuestra Comunidad con los diocesanos tras la resolución en 1998 de la circunstancia similar en que se encontraban numerosas parroquias de la zona oriental de Aragón respecto del obispado de Lérida, resolución por otro lado aún no definitiva ante la cuestión de los bienes religiosos. Desde la constitución del régimen preautonómico aragonés, ha continuado Usón, éste ha sido uno de los asuntos sobre los que los sucesivos gobiernos han actuado.

En 1978 se adoptó un acuerdo tomado en Consejo de Gobierno de la DGA para que la Nunciatura, la Conferencia Episcopal y el Ministerio de Justicia, procediera a una revisión y reestructuración de las circunscripciones diocesanas, de manera que todas las localidades de la provincia de Huesca quedaran adscritas a diócesis aragonesas y la de Jaca a la archidiócesis de Zaragoza. En 1994, a iniciativa del PAR, las Cortes aprobaron la demanda aragonesa sobre la zona oriental y Jaca. Actualmente, 59 municipios aragoneses forman parte de la Diócesis de Jaca y por lo tanto, de la Archidiócesis de Pamplona.

Para el PAR, una de las consecuencias de los ?anómalos límites? podría afectar al proceso de nombramiento del nuevo Obispo de Jaca y a las consultas que la Santa Sede realice, en las que jerárquicamente tendrá un papel importante el Arzobispo de Pamplona. Este partido justifica la necesidad del nombramiento de nuevos obispos para Jaca y Huesca, en breve plazo, ante la posibilidad de que el Obispo de Barbastro-Monzón pueda sustituir temporalmente las vacantes de los obispos fallecidos, ya que ello abre otra nueva posibilidad, que podría suponer el prolongamiento de la interinidad para concluir, posiblemente, con la unificación de diócesis. Por todo ello, el Partido Aragonés ha presentado en las Cortes la iniciativa expuesta.

Comentarios