Cortada al tráfico la N-330 en el Puerto Monrepos por el accidente de un camión que transportaba Nitrato amónico

El puerto de Monrepós todavía permanecerá cerrado al tráfico durante varias horasmientras se traspasa la carga de nitrato amónico del camión, siniestrado en la mañana del martes, en una operación que entraña un cierto riesgo por la peligrosidad del material.

El accidente se producía a media mañana en la vertiente norte del Monrepós, a cinco kilómetros del túnel más cercano al punto más alto de este puerto. Las 24 toneladas de nitrato amónico que portaba el camión, que ha volcado en una cuneta, constituían un importante peligro por la posibilidad de que pudiera explotar. Por ello, en primer lugar se ha eliminado todo el material que se encontraba mojado con gasoil. Las labores, a esta hora, se centran en sacar, a mano, de la cuba de aluminio la carga de nitrato amónico, granulado, un abono especial, que se dirigía a un polvorín de Lérida. Esta peligrosa operación durará unas tres o cuatro horas. Posteriormente, se levantará el camión para dejar libre la calzada. Esta maniobra entraña el riesgo de que pueda resquebrajarse la caja por ser de aluminio.

Para realizar toda esta actuación, se ha montado un importante dispositivo de iluminación, y se han organizado diferentes cuadrillas de trabajo. En total, en la zona se encuentran trabajando unas 100 personas. El operativo está compuesto por 20 efectivos del parque de bomberos de Huesca, 10 del parque de Sabiñánigo, Guardia Civil, protección civil, personal de mantenimiento y personal de la empresa a la que pertenecía el camión siniestrado, que se han desplazado desde Santander para intentar solucionar el asunto cuanto antes, además de dar las indicaciones oportunas. Recordemos que este material es el mismo que explotó, hace unas semanas, en una empresa de la ciudad francesa de Toulouse.

La N-330 también ha debido ser cortada por espacio de unos minutos en la zona de la Pardinilla, ya que un Guardia civil de Tráfico, que se desplazaba a la zona del siniestro colisionaba contra un vehículo, prendiéndose fuego la motocicleta. Ha sufrido fractura de cadera, brazo y quemaduras en buena parte de su cuerpo, por lo que ha sido trasladado en helicóptero al Hospital Miguel Servet de Zaragoza.

Comentarios