Puro teatro

El Teatro en Aragón está de capa caída. Los proyectos que funcionaban desde hacía años, incluso aquellos que gozaban de más prestigio parecen haberse ido al traste. En la mayoría de los casos su futuro es tan incierto como el de otros nuevos proyectos que han ido surgiendo. Hagamos un repaso:

El Centro Dramático de Aragón. Un proyecto millonario, más de 200 millones de pesetas, del que por el momento sólo se conoce al director, Francisco Ortega que, según se comenta, además de ser propietario de una compañía privada es amigo personal del Consejero.

El Circuito de Artes Escénicas en Aragón. Este es un proyecto que llevaba años y años funcionando bien y que ahora ha pasado al olvido. De él ya nada se sabe.

La Feria de Teatro. Un proyecto emblemático en Huesca, con notable repercusión nacional, ha ido muriéndose por falta de criterios y profesionalidad. En sus últimas ediciones la polémica ha estado servida: Irregularidades en las contrataciones, cambios de fechas y la improvisación de última hora han dado como resultado un balance económico con un desfase millonario y la desbandada de programadores nacionales.

La Muestra de Teatro Aragonés en Alcañiz. Evento que se suspende sin explicar las causas y que es sustituido por un festival. Resulta que su director es el gerente de la empresa Nuevo Teatro de Aragón, la misma que ha venido dirigiendo francisco Ortega toda su vida y la empresa mejor tratada en todas las programaciones del departamento.

Si a esto le sumamos otras cuestiones como Festivales, Ciclos de Música, campañas de comunicación, política de subvenciones nos queda que en Aragón falta un proyecto serio, de política teatral. El Gobierno autónomo tiene que impulsar un cambio de rumbo total en la Dirección General de Acción Cultural, abordar la elaboración de un proyecto global de política teatral y propiciar los cauces de diálogo con los profesionales del sector.

Comentarios