Suma y sigue: mil quinientas nuevas viviendas para Huesca

1.500 viviendas que se llevarán a cabo en los polígonos 41, al sur de los Olivos y en el polígono 14, el que se extiende desde el paseo Ramón y Cajal hasta la ciudad deportiva y el Río Isuela. Una zona degradada social y urbanísticamente que con este nuevo convenio puede ser atractiva para los promotores de la ciudad.

Se trata de dos intervenciones distintas con filosofías y densidades distintas, pero con las que se da por cerrado el nuevo planeamiento de la ciudad.

En el caso de la zona Sur de los Olivos se está hablando de más de 20 hectáreas de terreno que contarán con una baja edificabilidad, unos 120.000 metros cuadrados, ya que en ella irán varios grupos de viviendas unifamiliares.

El Ayuntamiento se ha reservado el 25% del suelo además de dos zonas de equipamiento que empiezan y acaban el polígono; junto a la carretera de Sangarrén y en la Avenida de Monegros.

Además en el convenio que se firmará con los propietarios de los terrenos ya se contempla el suelo necesario para desdoblar la actual Ronda Sur, así como 190 millones de pesetas que los mencionados propietarios tendrán que aportar para la ejecución del nuevo vial.

La intervención en el polígono comenzará en la zona más cercana a los Olivos con edificaciones de manzanas en forma de L con 4 alturas más ático, para progresivamente ir bajando la altura de los bloques a morir en las unifamiliares que se situarían junto a la Ronda Sur, de la que estarán separadas por una densa zona verde para aislar del ruido.

En cuanto al planeamiento del Polígono 14, el de Fosal de Moros, este contempla la creación de una zona totalmente distinta a la actual, que estará vertebrada por un gran boulevard siguiendo la tipología del Polígono 25.

El polígono 14 son 7 hectáreas de terreno con verdaderos disparates urbanísticos y con una realidad social complicada. La apertura de una nueva entrada con lo que será el desdoblamiento de la Avenida de los Danzantes y la construcción de un nuevo puente sobre el Isuela abrirá también una nueva realidad para la zona. De cumplirse los planes del Ayuntamiento se iría a la eliminación de las actuales edificaciones para permitir un urbanismo más moderno.

Además de la edificación de 700 viviendas en este polígono, no hay que olvidar que se prevé la construcción, a cargo de la propiedad, de dos nuevas rotondas en el paseo Ramón y Cajal para dar acceso a la Calle Valencia y a la calle Gibraltar. A ello hay que añadir que también se continuaría con la creación del pulmón verde que empieza a ser el Isuela, cuyo parque comienza en las Miguelas y, en un futuro, llegará hasta esta zona, algo que se prevé ya en el convenio que se firmará con los propietarios del Polígono 14.

En esta intervención se incluye también la Gasolinera del Niágara y la zona que se encuentra junto a la Ciudad Deportiva, con el fin de facilitar una posible ampliación de la instalación.

Comentarios