La aventura de un descenso en solitario por el Amazonas

Este es el reto que está a punto de afrontar José Diego Estébanez, un deportista santanderino de 34 años, afincado en Barbastro desde hace tiempo. José va a intentar realizar esta particular aventura a finales de noviembre o principios de diciembre a bordo de un kayak de travesía ?de 5´2 metros de largo, 58 centímetros de manga y con capacidad para 35 ó 40 kilos de peso?.

Toda una aventura que se prolongará por espacio de un mes y que supondrá la consecución de un recorrido de 1.400 kilómetros en solitario, sin ayuda ni asistencia, para realizar el tramo inferior del mítico río, a su paso por Brasil. La partida se hará desde la población de Parintins, a unos 300 km al oeste de Santarem, y comprenderá el tramo final del Amazonas, dentro de un plan de viaje que ya le llevaba hace un año a acometer el tramo central, de unos 1.300 kilómetros, y a planificar el recorrido por el curso alto del río para el 2002.

Con hamaca, tienda de campaña, mochila, ropa ligera, botiquín, agua y comida liofilizada, este particular aventurero del siglo XXI se dispone a viajar por el cauce principal del Amazonas, ?observando cómo se desarrolla la vida en estos parajes, conociendo un poquito mejor el estilo de vida que tiene la población de las márgenes del río más caudaloso del mundo, tan desconocida para nosotros los occidentales?, al tiempo que indica que ?remaré desde las primeras luces, parando a media tarde para poder encontrar y acondicionar un buen lugar donde acampar, buscar algo de comida, pescar, y, en definitiva, descansar?.

Son detalles de una aventura que también tiene sus anécdotas y sus incidencias, ya que de su primer viaje al Amazonas, José recuerda ?una afección por malaria a tres días del hospital más próximo? y ?la mordedura de un caimán?.

Su intención, una vez finalizado el viaje, pasa por hacer una recopilación de todo el reportaje fotográfico para realizar una serie de proyecciones de diapositivas en centros sociales, clubes, colegios e institutos, que se acompañará de un diario de viaje y fotografías. El presupuesto del viaje asciende a unas 900.000 pesetas, que José Diego está intentando conseguir con las aportaciones de firmas, esponsors y patrocinadores que quieran prestar su apoyo a este proyecto.

Comentarios