Plan de movilidad para redactar un plan de tráfico en Huesca

El Ayuntamiento de Huesca encarga en unas semanas el Plan de Movilidad que debe servir de base para la posterior redacción de lo que será el nuevo Plan de Tráfico.

El equipo de Gobierno parece dispuesto a coger el toro por los cuernos y dar carpetazo al actual Plan de Tráfico y apostar por un nuevo diseño y una nueva política a aplicar que regule de forma distinta la circulación de la ciudad.

El actual Plan fue una experiencia piloto que aplicó la Dirección General de Tráfico. A la ciudad no le supuso desembolso económico alguno, pero no es menos cierto que tampoco acabó de funcionar. Desde su aplicación muchas cosas han cambiado. Ha variado la fisonomía de la ciudad, se han abierto nuevas zonas urbanas, otras se han despoblado. Pero además la filosofía circulatoria no es la misma que la de hace 15 años.

El Ayuntamiento no aplicará maximalismos y pretende ser eminentemente práctico. El peatón tendrá prioridad, pero no en todas la zonas de la ciudad.

Lo primero será tener un diagnóstico sobre la mesa. Un avance del mismo se conoció hace un tiempo. En él se detallaba el número de vehículos que circulan en Huesca. Según ese informe la ciudad cuenta con un total de 27.401, entre ciclomotores, motocicletas, turismos, autobuses, camiones, tractores y remolques. Ahora se va a encargar ya un estudio mucho más serio en el que se detallen densidades circulatorias y previsiones de futuro.

Una vez que se tenga el diagnóstico que realice ese Plan de Movilidad será el momento de encargar el que será el nuevo Plan de Tráfico, cuya redacción se quiere acometer lo antes posible, como decía el Presidente de la Comisión de Seguridad Ciudadana, Sebastián Sanvicente, incluso en el actual mandato.

Hasta la fecha solo se han llevado a cabo pequeñas variaciones del tráfico de la ciudad. Se ha trabajado más con voluntad que con acierto. Desde hace dos mandatos no se ha entendido el tráfico como una prioridad, siendo como es una competencia exclusivamente municipal y materia sensible para el ciudadano.

No parece que haya muchas diferencias entre las diversas formaciones políticas en cuanto a esta cuestión. Si llegamos incluso al detalle encontramos también coincidencias. Por ejemplo a la hora de hablar de los Parkings. El Portavoz del PP, José Luis Rubió, coincide con el tripartito a la hora de apostar por pequeñas instalaciones que permitan al ciudadano llegar muy cerca del centro de la ciudad, dejar su coche y disfrutar de las zonas peatonales.

Y luego está la educación vial de los conductores y peatones, cuya calificación no llega al aprobado, se señala desde las autoescuelas. Y no es por desconocimiento, sino por dejadez. El código de la circulación, algunas de sus más básicas normas son ignoradas sistemáticamente por conductores y viandantes, cuando su solo cumplimiento significaría una sensible mejora del sistema, en el que no debemos olvidar, interactuamos todos, automovilistas, peatones y Ayuntamiento con sus competencias.

Comentarios