La rubia de la curva

Esther Puisac

?...... 28 muertos es el balance provisional de la operación de tráfico primero de mayo........ 12 personas han fallecido en 10 accidentes que se han producido en las carreteras españolas a lo largo de este fin de semana.... un joven de 21 años ha fallecido por salida de la vía esta pasada noche en la A-131 a la altura de........?

Nuestros oídos ya se han endurecido. Sólo pensamos en números, y a veces ni siquiera eso. Los periodistas, desde los medios de comunicación insisten una y otra vez con la intención de que se le queden grabados a fuego si usted va a coger el coche. Pero que si quieres. Es como oír las cifras de enfermedades exóticas, como cuando se habla de la incidencia del cáncer y nosotros pensamos que por nosotros no va esa noticia. Pero si el cáncer hace estragos, muchísimo más lo hace la carretera. Los accidentes de tráfico son desde hace años la mayor causa de mortalidad en España. ¿Qué sentiría al escuchar ?12 personas han fallecido en 10 atentados de ETA?, o mueren al año alrededor de 5000 personas por causa de una enfermedad desconocida. Eso nos alarmaría, pero cuando a final del año, Tráfico nos habla de las estadísticas, sólo nos preocupamos si la cifra ha subido respecto al año anterior. Si se ha reducido, nos da igual.

Y es que no nos damos cuenta que nos movemos en máquinas peligrosas, que, a pesar de lo que nos aseguren los catálogos de los concesionarios, carecen de un cien por cien de seguridad. En nuestras manos, en nuestros pies, en nuestros ojos, en nuestra atención, en nuestra previsión va nuestra vida, la de nuestros acompañantes y la del resto de personas que en ese momento comparten carretera con nosotros. No siempre somos conscientes de todos los factores que son necesarios para que lleguemos sanos y salvos a nuestro destino, y por eso, hay factores que, por dejadez, por cansancio, o porque nunca nos hemos preocupado, no ejecutamos.

Detrás de las cifras, detrás de cada uno de los accidentes, de cada uno de los muertos hay un drama familiar. Alicia, que ya nunca besará a sus hijos, una familia rota por la ausencia que nadie suplirá de Jorge, con sólo 4 años, o la madre de Toño, desquiciada desde que su hijo perdió la vida con la furgoneta de reparto. Carmen, perdió la sonrisa y la chispa de sus ojos, junto a todos sus recuerdos en aquel accidente. Rubén salvó la vida, si puede llamarse vida a no poder mover ni un músculo de tu cuerpo a excepción de los párpado, y ser consciente en todo momento de tu sufrimiento. Imagínese por un momento, aunque a veces no lo crea, lo que significa dentro de su familia, lo que sería su ausencia dentro de la vida que ha organizado junto a sus padres, sus hijos o su pareja.

Recuerde que la mítica rubia de la curva, desde hace años viste de negro y lleva guadaña.

Comentarios