La DGA califica como "Grave" la muerte de los peces en Arguis ya que se podría haber evitado.

El desastre ecológico que se ha producido en el pantano de Arguis, con la muerte de la totalidad de los peces que había en el embalse, ha obligado al Gobierno de Aragón a tomar cartas en el asunto por el grave daño que se ha hecho a la fauna piscícola. Desde el área de Medio Ambiente de la DGA se ha abierto un expediente por lo acontecido en las últimas semanas con una situación que se podría haber evitado, según los responsables de la Federación Aragonesa de Pesca.

En las últimas horas se ha procedido al vaciado total del pantano y se ha confirmado lo que se preveía desde hace ya tiempo. Se habla de la muerte de unos 100.000 peces de diferentes especies. El daño ecológico es todavía mayor del que se pensaba en un principio. Ahora se inicia una labor desagradable como es la retirada de los peces muertos del cauce del río. Además se ha informado a sanidad por los problemas que puedan derivarse de una posible contaminación

El Servicio Provincial de Medio Ambiente de la DGA se interesó hace unas semanas por los problemas ecológicos que estaba causando el desembalse de Arguis. Los regantes enviaron un escrito donde se informó a la administración del vaciado, aunque desde el Gobierno de Aragón se insiste en que la comunicación debe realizarse con una mayor antelación para poder tomar las medidas oportunas y evitar el daño ecológico.

El vaciado total del pantano de Arguis y la salida de lodo ha demostrado que la denuncia realizada por la Federación de Pesca estaba argumentada y que los peces no han podido sobrevivir como se anunció hace ya unas semanas. La propia federación ha indicado que está previsto realizar alguna acción legal por este hecho.

Comentarios