La Hoya de Huesca, la mayor beneficiada del Plan Nacional de Regadíos en Aragón.

El ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, y el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, firman este miércoles un documento respecto al que se llegaba a un acuerdo en el pasado mes de abril y por el que se establecen las prioridades inversoras en transformación y modernización de regadíos en esta Comunidad Autónoma con el horizonte 2008.

El Plan Nacional de Regadíos prevé para Aragón un total de cuarenta y siete mil hectáreas de transformación de terrenos de secano en regadío. De éstas, veintiséis mil quinientas son de nuevos regadíos, en Monegros II, Bárdenas, Bajo Ebro,... y veinte mil quinientas son de riegos sociales. En la Hoya de Huesca más de siete mil hectáreas de secano pasarán a ser de regadío, merced a los cincuenta hectómetros cúbicos con los que contará esta comarca una vez se regule el Gállego en Biscarrués.

El embalse de Montearagón permitirá, además, la consolidación de los regadíos ya existentes en el entorno de Huesca, en las zonas de influencia de los ríos Arguis y Flumen. En cuanto a regadíos sociales, el Plan Nacional prevé ejecutar obras de transformación en Gurrea de Gállego, Alcalá de Gurrea, Canal de Berdún, Alto Cinca, Alto Gállego, Alcubierre, Castejón de Monegros y La Fueva.

El Plan Nacional de Regadíos prevé la modernización de ciento cincuenta mil hectáreas. Ya se ha solicitado en el Gobierno de Aragón la inversión de más de veinte mil millones de pesetas en la provincia de Huesca en este capítulo. Aragón cuenta en el momento presente con más de cuatrocientas mil hectáreas de superficie regable, más de la mitad se encuentran en Huesca.

Comentarios