De ántrax, mairalesas y otras preocupaciones diversas

Margarita Gabarre

Mientras la psicosis del ántrax recorre todo el mundo (ya sabemos que Aragón registró el año pasado 17 casos de carbunco por contagio animal) aquí en Huesca empiezan a aparecer otro tipo de preocupaciones: ¿Mairalesas o no mairalesas? ¿Batería o en línea?

¿Carne o pescado?

Para aquellos que lean este artículo y no sean de Huesca, sepan ustedes que una mairalesa no es ningún tipo de virus contagioso ni nada por el estilo. Una mairalesa es un ser de apariencia joven y muy femenina con algunas características propias. En Huesca suelen ser unas ?veintitantas?. Los días 9 y 15 de agosto tienen sus apariciones estelares para las que se visten todas de blanco satén y cancán. En medio de esos días, aparecen con otros trajes y tocados muy diversos, desde la bata de cola y la peineta hasta la basquiña, el chipón o el rulo de Ansó.

Ahora una peña (Alegría Laurentina) ha abierto un debate que nunca ha dejado de estar en la calle. ¿Hay que suprimir la figura de las mairalesas?¿Son éstas simplemente mujeres florero? El debate no es nuevo. En Teruel, el año pasado se suprimió la figura de la reina y las damas de fiestas porque los turolenses opinaban que estaba desfasada y que era un gasto innecesario. En Jaca, en cambio, cuando hace un par de años la concejala de fiestas propuso suprimir a las reinas, peñas, barrios y otros agentes sociales pusieron el grito en el cielo y a la que casi eliminan fue a la propia concejala.

En fin, que mientras el mundo está inmerso en conflictos, guerras, amenazas terroristas y virus, aquí en Huesca, como en cualquier otro lugar, la ciudad sigue latiendo al ritmo de estas y otras preocupaciones diversas.

Comentarios