Inversión de 120.626 millones de pesetas para ampliar y modernizar el regadio en Aragón.

El ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, y el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, han estampado su firma en el Plan Nacional de Regadíos. Ambos han calificado el acto como histórico para la Comunidad Autónoma.

El ministro ha utilizado este calificativo no sólo por incluir las obras que se van a ejecutar sino por tener consignada la financiación procedente del Gobierno central y de la Unión Europea. Apunta que ?tenemos la gran ocasión de tener partidas comunitarias muy importantes hasta el 2008?.

Arias Cañete ha añadido que ?se va a modernizar ciento cuarenta y dos mil hectáreas, y se va a poner en regadío inicialmente cuarenta y seis mil hectáreas más y, a partir del año 2003, otras cuarenta y cuatro mil?.

Los retrasos, que en una Comunidad Autónoma se produzcan en la ejecución de las obras, beneficiarán a otros territorios nacionales, ya que las partidas económicas destinadas a la primera pasarán a financiar obras en estos últimos. Por este motivo, se da especial importancia a que las obras del Pacto del Agua de Aragón se ejecuten en el más breve plazo de tiempo posible de cara a que no haya retrasos en la creación de nuevos regadíos.

El presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, apuesta por los regadíos de una forma más ambiciosa. Se quiere llegar a tener setecientas mil hectáreas de regadío en Aragón frente a las cuatrocientas mil actuales. Todo ello con el horizonte 2020-2025.

Crear al año de seis mil a catorce mil hectáreas de regadío y modernizar veinte mil, retos del PNR.

Hasta el año 2008, horizonte del Plan Nacional de Regadíos, está prevista en Aragón la mejora y consolidación de ciento cuarenta y dos hectáreas, así como la transformación de cuarenta y siete mil hectáreas. Veintiséis mil quinientas son de nuevos regadíos y veinte mil quinientas de riegos sociales, de las cuales ocho mil se ubicarán en la Hoya de Huesca.

La firma ha estado envuelta en la polémica, ya que, aunque todos reconocen la importancia del paso que se ha dado, este Plan no satisface a numerosos colectivos, incluido el propio Gobierno de Aragón. Se pide más ambición para poder llegar al reto de crear doscientas siete mil nuevas hectáreas de regadío, cifra que se recoge en el Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro y en el Pacto del Agua de Aragón.

Comentarios