El Gobierno de Aragón ha facilitado 137 acogimientos familiares no preadoptivos

El Programa de Acogimientos Familiares No Preadoptivos, creado en marzo de 1997 por el Departamento de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, ha permitido hasta la fecha que 137 chicos con diferentes problemas hayan convivido temporalmente con familias aragonesas, antes de regresar con sus padres biológicos. Se trata de menores protegidos por el Gobierno de Aragón que, por distintas causas, no pueden ser atendidos por sus padres durante un período de tiempo.

En los 4 años que lleva en marcha el programa se ha contactado con 385 familias, de las cuales 170 se han inscrito finalmente en él (25 de Huesca, 15 de Teruel y 130 de Zaragoza). La mayoría de las personas acogedoras, cuya edad media es de 43 años, tienen hijos propios (123 de las familias). Desde 1997 se han efectuado 11 cursos de formación, 188 menores han sido adscritos a este programa y 92 acogimientos se han dado por finalizados.

Actualmente, 42 menores participan de esta experiencia. El consejero de Sanidad, Consumo y Bienestar Social del Gobierno de Aragón, Alberto Larraz, ha informado de que ?son chicos y chicas de todas las edades, algunos de ellos con serios de problemas de salud, deficiencias psíquicas o físicas, o con problemas de comportamiento, que precisan una dedicación y una atención especiales, aunque también los hay que no presentan estos rasgos pero que, bien por su edad o bien por las circunstancias que rodean sus relaciones con la familia de origen, no encuentran una familia acogedora adecuada?.

Larraz ha recordado que el Programa de Acogimientos No Preadoptivos tiene por misión captar y formar a las familias que deseen acoger menores en su casa de forma temporal. ?Los menores ?ha explicado el consejero? viven con la familia acogedora mientras sus padres solucionan los problemas y entonces regresan de nuevo a su hogar. Se pretende que el tiempo que pasan con la familia acogedora sirva para una normalización en su vida y estén perfectamente atendidos, tanto desde el punto de vista material como afectivo?.

El consejero mantiene como objetivo prioritario ampliar todo lo posible el grupo de familias preparadas para hacer el mayor número de acogimientos, incluyendo los casos que necesitan atenciones especiales. Larraz ha hecho un llamamiento a la solidaridad ?para conseguir un banco permanente de 300 familias que hagan posibles alrededor de 140 acogimientos, con los que se podrá cubrir prácticamente la demanda de menores que precisan esta medida y se reducirá el número de estancias residenciales?.

Comentarios