Omella destaca "la gran talla humana, espiritual e intelectual" del desaparecido Javier Osés

Juan José Omella, obispo de la Diócesis Barbastro-Monzón, y administrador apostólico de Huesca desde el pasado mes de agosto, ha indicado que ?la noticia de la muerte nos sobrecoge y conmociona? porque ?don Javier deja un hueco muy grande en el corazón de los oscenses y diocesanos, ya que era un hombre muy querido en Huesca y la diócesis y un hombre servidor de la comunidad?.

Omella señalaba que Osés ?ha dejado el listón muy alto?, destacando su ?gran talla humana, espiritual e intelectual? difícil de emular, y ha resumido la figura del desaparecido Javier Osés como la de ?un hombre muy entregado, inteligente y muy bondadoso, un hombre de unión, de comunión?.

El obispo de la Diócesis Barbastro-Monzón ya indicaba hace unos meses, al asumir su cargo como administrador apostólico de la Diócesis de Huesca, que seguiría la línea marcada por Javier Osés. Una línea que ha calificado de ?sinodal?, que se ha caracterizado por el ?consenso, diálogo y compenetración entre todos?.

Así mismo, Omella ha dedicado unas palabras de reconocimiento y de recuerdo al también desaparecido obispo de la Diócesis de Jaca, José Mª Conget, muy querido y apreciado por su labor pastoral y por su gran calidad humana que le han valido el respeto y el cariño de los jacetanos. Juan José Omella tomará posesión de su nuevo cargo como administrador apostólico de la Diócesis de Jaca esta misma tarde, con lo que a partir de ahora se convierte en el máximo responsable eclesiástico en la provincia de Huesca, a la espera de que el Papa nombre a dos nuevos obispos para las diócesis de Huesca y Jaca.

Comentarios