Payasos Sin Fronteras en el Centro Manuel Artero de ATADES-HUESCA

Ponte la nariz: Un programa lúdico-educativo de Payasos Sin Fronteras dirigido a Centros y Residencias de personas con discapacidad psíquica y a su personal trabajador. Con el soporte de la Fundación Inocente-Inocente.

La Residencia Manuel Artero de ATADES-HUESCA, acoge este miércoles día 3 de octubre a las 5 de la tarde la actuación de Payasos Sin Fronteras enmarcada dentro del programa lúdico-educativo ?Ponte la Nariz?.

Se trata de un proyecto que esta entidad, juntamente con la Confederación FEAPS, ASPACE y la Coordinadora de Centros de Profundos de Cataluña, han puesto en marcha dirigida al colectivo de los disminuidos psíquicos de centros y residencias y a su personal trabajador.

El programa, que cuenta con el soporte económico de la Fundación Inocente-Inocente, a raíz de las donaciones aportadas por la audiencia de la última Gala Inocente-Inocente, está compuesta por 26 espectáculos y 44 sesiones de formación. Uno de estos espectáculos será presentado en el Centro Manuel Artero de ATADES-HUESCA.

El objetivo de estos espectáculos es la mejora de la calidad de vida de este colectivo a través de la aplicación del humor como terapia de refuerzo psicológico. Las actuaciones, se realizaran en las instalaciones de centros escogidos, y pretenden llegar a los diversos agentes relacionados con el mundo del disminuido psíquico.

En la actuación, que se llevará a termino el 3 de octubre de 2001 en las instalaciones de la Residencia Manuel Artero de ATADES en Huesca, participarán aproximadamente 120 usuarios de dicho Centro. Los artistas que llevaran a cabo el espectáculo lúdico-educativo será el grupo Piccolo Circus, con el espectáculo ?Quien viene? El Circo!?.

Payasos Sin Fronteras es una ONG de ámbito internacional y de carácter humanitario que tiene como objetivo prioritario sensibilizar nuestra sociedad sobre la situación de las poblaciones afectadas y promover actitudes solidarias a través del humor y la sonrisa como herramientas terapéuticas. La metodología de trabajo, en el caso del programa Ponte la nariz, se basa en dos etapas.

Por un lado, una fase de diagnóstico y recogida de información, necesaria para organizar las actividades adaptándose a las características de cada residencia y de sus usuarios, y por otra parte, la fase propia de las intervenciones.

Comentarios