La Mesa y Junta de Portavoces aprueban el primer presupuesto de las Cortes de Aragón en euros, que asciende a 16.761.830

La Mesa y Junta de Portavoces de las Cortes de Aragón han aprobado el primer presupuesto de la institución parlamentaria en euros, el correspondiente al ejercicio 2002, que asciende a 2.788 millones de pesetas (16.761.830 euros), cifra que supone un incremento del 15 por ciento respecto a las cuentas actualmente en vigor, que, en su día, se fijaron en 2.414 millones de pesetas.

Este aumento de 374 millones de pesetas obedece, fundamentalmente, a tres razones. Por un lado, a la subida experimentada en dos apartados concretos, los referidos a gastos de seguridad y a inversiones, y, por otro, a la aparición de una nueva institución que dependerá de las Cortes de Aragón, con una fórmula de funcionamiento muy similar a la del Justicia de Aragón, la Cámara de Cuentas.

Las grandes cifras de este nuevo presupuesto, todavía en fase de anteproyecto, sitúan en 1.279 millones de pesetas los gastos de personal, la partida tradicionalmente más importante. Con un incremento respecto a 2001 cercano al 9 por ciento, este capítulo incluye la subida salarial del 2 por ciento más el incremento de plantilla que está experimentando la institución como consecuencia de los nuevos retos que se plantean, tanto desde un punto de vista político como desde el ámbito de las nuevas tecnologías.

Con relación al volumen, otra partida significativa sería la de gastos en bienes corrientes y servicios, 917 millones de pesetas, cantidad que engloba el importante aumento del coste en seguridad, más de 100 millones, y los procesos de informatización que se han aplicado tanto para diputados como para el personal. En definitiva, este apartado ha sufrido un incremento de 166 millones respecto al ejercicio en curso.

El grueso del anteproyecto se completa con otros dos capítulos, los referidos a trasferencias de capital y a inversiones reales, con 388 y 203 millones de pesetas, respectivamente. En este sentido, este último apartado recoge dos proyectos de gran envergadura, la ubicación de la nueva sede de la Cámara de Cuentas y la remodelación de la institución para adecuarse a las nuevas tecnologías y, de esta forma, mejorar el funcionamiento parlamentario y su proyección exterior.

CÁMARA DE CUENTAS Y JUSTICIA DE ARAGÓN

Las cantidades reseñadas se refieren tanto a las Cortes de Aragón como al Justicia de Aragón y, como se ha señalado, a la Cámara de Cuentas. En sentido estricto, la administración parlamentaria espera contar con 2.426 millones de pesetas, mientras que la institución dirigida, actualmente, por Fernando García Vicente ha presupuesto más de 278 millones de pesetas para el ejercicio de 2002.

La novedad, por tanto, se centra en el nuevo organismo que velará por la gestión financiera del sector público aragonés. Esta nueva función requerirá, según las previsiones iniciales, cerca de 84 millones de pesetas, de los que, prácticamente, 60 se destinarán a formar la nueva plantilla de la institución. El resto de la partida se distribuirá entre las cantidades destinadas a mantenimiento y las referidas a inversiones, entre las que se incluyen las de equipamiento y material diverso.

Comentarios