La presidenta del INE, Carmen Alcaide, clausuró el curso sobre demografía, en Formigal

La presidenta del Instituto Nacional de Estadística, Carmen Alcaide, clausuró, en Formigal, el curso sobre Envejecimiento, inmigración y reformulación del estado de bienestar que se ha celebrado en la UIMP Pirineos. Desde su posición al frente del Instituto Nacional de Estadística, INE, Carmen Alcaide habló de los retos de las Oficinas de Estadística en la investigación demográfica y presentó las novedades con las que va a contar el censo de 2001, cuyos cuestionarios comenzarán a ser distribuidos en octubre.

La población es el referente obligatorio para conocer la sociedad en la que vivimos y «el censo es ese instrumento con el que, cada 10 años, conseguimos una fotografía de la sociedad española», dijo la presidenta del INE. Pero además, en España contamos con otros instrumentos, como el padrón municipal o las proyecciones de población, que ayudan a actualizar los datos sin dilación. Como una de las principales novedades del censo de 2001, Alcaide destacó la mayor celeridad con la que se recopilarán los datos, «los cuestionarios se repartirán en octubre, se recogerán hasta el mes de enero y, en julio de 2002, contaremos con los resultados, algo que jamás se ha conseguido en España», explicó. Además, se pretende que el censo pueda contrastarse con el padrón, existiendo mayor conexión entre los ayuntamientos y el INE para evitar casos como el empadronamiento de un ciudadano en dos municipios. Respecto al padrón, Alcaide dijo que se está yendo hacia un modelo de padrón continuo, al modo de los países europeos más avanzados, para conseguir la actualización inmediata de los datos. «Esto es muy importante en nuestra sociedad actual, ya que la población está registrando cambios continuamente, como la llegada de inmigrantes», afirmó la presidenta del INE.

El nuevo censo se podrá rellenar por internet, se contrastará con el padrón y seguirá siendo muy cuidadoso con las preguntas más personales. «En el censo interesan los datos, no los ciudadanos ?afirmó Alcaide? por eso, una vez recogidos los cuestionarios, y separados de la hoja padronal, pasan a ser anómimos». La hoja del padrón se distribuirá con el cuestionario del censo y, cuando haya sido contestada, se revisará, se corregirá y se mandará a los ayuntamientos.

La población española, según el BOE del 6 de septiembre de 2000, asciende a 40.499.791 habitantes, y las cifras de este año, puntualizó Alcaide, «se calcularán con un consejo de empadronamiento, un órgano que agiliza la obtención y la actualización rápida». Para la presidenta del INE, el censo es el instrumento que nos permite conocer la población, prever situaciones futuras y poder aplicar políticas adecuadas, por eso es un deber para todos los españoles rellenarlo correctamente», dijo Carmen Alcaide. Respecto a la protección de los datos, continuó la presidenta del INE, «es total, el secreto estadístico es inviolable y, además, los datos son anónimos», finalizó.

BALANCE SATISFACTORIO

Por su parte, Jaime Sanaú, director de los cursos Pirineos, de la UIMP, destacó el elto número de alumnos matriculados, unos 230, a pesar de haber disminiuido el número de cursos respecto a años anteriores. «La concesión de créditos ?tras el examen correspondiente?, ha incrementado el interés de los alumnos por los cursos de Formigal», afirmó. Todo ello con la participación de un centenar de profesores, ponentes y participantes en las mesas redondas.

El director ha destacado el enorme esfuerzo que ha supuesto para la organización, la ubicación de dos sedes en el Valle de Tena ?Formial y Panticosa? y la tercera que será Barbastro, donde las Bodegas Enate acogen el curso Desafíos de la Enología en el Tercer Milenio, drigido por Isabel Mijares.

Precisamente Bodegas Enate y el Balneario de Panticosa han patrocinado estos cursos, que incrementan así su presencia en la sociedad altoaragonesa y aragonesa, en general.

Comentarios