El medio ambiente y el siglo XXI.

¿Quién puede dudar a estas alturas de la importancia de las cuestiones medioambientales? Con un fundamento más conservacionista o más desarrollista, todos parecen coincidir en la necesidad de preservar la riqueza natural de nuestro territorio.

En la aprobación de cualquier infraestructura de entidad, carretera, embalse,... es preciso superar el trámite del correspondiente estudio de impacto medioambiental.

La filosofía de la ordenación del entorno de la estación de Canfranc, por poner otro ejemplo, está fundamentada en el desarrollo turístico de la zona pero con un exquisito respeto hacia la riqueza natural y paisajística de la zona.

El Premio Príncipe de Asturias a la Concordia ha recaído este año en la red de Reservas de la Biosfera, en la que se encuentra incluida la de Ordesa-Viñamala.

Uno de los primeros retos a los que se enfrentan las nuevas comarcas es el tratamiento y gestión de los residuos sólidos urbanos.

El sector agrario y ganadero vive pendiente de la nueva política europea, que pretende primar las buenas conductas medioambientales. Las organizaciones agrarias más significativas del Alto Aragón han debatido en dos jornadas técnicas todo lo relacionado con esta cuestión.

Son sólo algunos ejemplos de la importancia que ha ido adquiriendo esta materia en cada uno de los sectores productivos, en cada uno de los retos a los que se enfrentan los habitantes de cualquier territorio,... y, si no, que se lo pregunten a los asistentes del IX Curso Internacional de Defensa que se desarrolla en Jaca.

¿Saben cuáles son las áreas en las que se divide este curso? ?Medio Ambiente ante el siglo XXI?, ?Crisis internacionales y el Medio Ambiente? y ?Los intereses comunes del Medio Ambiente y la Defensa?.

Los últimos años del siglo XX no ofrecían lugar a dudas, el primer año del siglo XXI está ratificando la importancia de las cuestiones medioambientales en la sociedad actual y futura.

Comentarios